3 ideas de ocio de empresas sostenibles para celebrar el Día Mundial de la eficiencia energética

segway

Hay cosas que deberían celebrarse y practicarse todos los días y la eficiencia energética es una de ellas, sin duda. Conseguir producir y disfrutar la energía de forma que impacte lo menos posible en el medio ambiente es algo que parece costarnos bastante, en general. Solo se trata de hacer lo mismo con menos, algo más sencillo de lo que parece.

Ayer fue el Día Mundial de la Eficiencia Energética y como además este mes de marzo vamos a dedicarlo a empresas y emprendedores  te proponemos 3 ideas sostenibles  y diferentes de empresas que ven el ocio “en verde”.

Pasear o hacer deporte en Segway

Seguro que los has visto rodando por ahí y que incluso los has probado alguna vez. El Segway es un medio de transporte personal de dos ruedas que funciona con baterías eléctricas de alta eficiencia y se mueve en función del reparto de peso y el equilibrio de quien lo lleva.

Llega a los 20 kWh y no genera contaminación (ni del aire ni acústica), por lo que resulta ideal para pasear por el bosque de una forma más divertida que si lo hiciéramos, por ejemplo, en bicicleta y prácticamente con el mismo impacto en el medio ambiente (al contrario de quads vehículos por el estilo). Si eres más urbanita, un tour guiado por cualquier ciudad puede ser una alternativa fantástica a verla en el típico bus turísitico, ahorrando energía por el camino.

En la comunidad de Murcia los chicos de Consegway nos proponen rutas por bosques, playas y ciudades, para verlos desde una perspectiva diferente.

¿Y lo del deporte? Pues tal como ves en la foto hay visionarios que han encontrado en este curioso vehículo un complemento ideal para actividades como el Polo, ese deporte un tanto “pijo” que se practica a lomos de un caballo, que este caso se sustituye por un Segway, como podéis ver en la foto.

Asistir a un taller de cocina solar

Uno de los lugares clave en los que nos interesa ahorrar energía es en la cocina. Y si hablamos de ocio, los talleres culinarios llevan unos años causando furor entre quienes buscan actividades diferentes. Entonces, ¿y si unimos las dos cosas? La cocina solar hace posible el milagro.

Se trata de aprovechar el calor del sol para cocinar, gracias al efecto de refracción del calor que hacen posible determinados materiales. Con ellos se construyen hornos o cocinas solares con las que se pueden conseguir auténticas maravillas, añadiendo algo más de tiempo del que empleamos en una cocina tradicional pero restando energía.

Actualmente existen muchos talleres de cocina solar impartidos en granjas-escuela y centros similares y en algunos de ellos, además de enseñar a cocinar con la energía del sol, también te ayudan a construir tu propio horno solar paso a paso. En La buena vida (madrid) organizan varios, tanto de cocina solar como de otras “disciplinas sostenibles” para aprender en familia o con amigos, volviendo a lo auténtico y con el aprovechamiento y la eficiencia siempre en el punto de mira. En resumen, un taller de cocina solar es una actividad ideal para los cocinitas-manitas que además se preocupan por la eficiencia energética.

Alojarte en una cabaña sostenible

Existen varias alternativas de alojamiento sostenible, dentro y fuera de nuestras fronteras. Viviendas ideales para dormir en mitad de la naturaleza sin apenas impactar en ella y reduciendo a la mínima expresión el consumo energético.

Los dos ejemplos que nos quedan más cerca son las Cabanes als arbres, en Sant Hilari Sacalm (Cataluña) y las Basoa Suites, en Ultzama, (Navarra). Ambos son dos ejemplos perfectos de lo que podríamos llamar “casitas en el árbol 2.0”. Están perfectamente aisladas para mantener una temperatura interior confortable y en algunas de ellas no hay electricidad, solo velas y linternas. Además, cuentan con un sistema conocido como baño seco, que en lugar de utilizar agua, seca los residuos orgánicos con serrín u otros materiales biodegradables y luego los reaprovecha como abono. Dos buenos ejemplos de destinos vacacionales sostenibles.

Queda claro que la eficiencia energética, además de ayudarnos a ahorrar y a cuidar del medio ambiente, también puede ser divertida. Además, este tipo de propuestas son ideales para hacer en familia, con amigos o incluso en teambuildings de empresa, si ya estáis cansados de paintballs y similares. Nostros nos lo apuntamos para el siguiente, ya que el viernes hicimos uno, del que os hablaremos en breve.

Y tú, ¿tienes alguna experiencia en el mundillo del ocio sostenible? ¿Te dedicas a ello profesionamente? ¿O tienes alguna idea de la que nos quieras hablar? Como siempre, te animamos a explicárnoslo en comentarios :)

 

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
1
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.