5 trucos de ahorro contra las olas de calor

De los mismos que te trajeron “5 trucos de ahorro contra las olas de frío” llega un nuevo top 5 de consejos para ayudar a tu bolsillo. Esta vez iniciamos una estación en la que en lugar de intentar que el frío se vaya, lo esencial es conseguir que se quede. Vamos a por ese y otros clásicos veraniegos pero, además, te recordaremos otras cosas a tener en cuenta para ahorrar en tu factura de la luz en cualquier estación.

1. Aprovecha el aire acondicionado casero

Si ventilamos a primera hora de la mañana y a última hora de la noche, procurando que haya corriente de aire, bajando toldos y cerrando un poco cortinas y persianas durante las horas más fuertes de sol, tendremos mucho ganado.

 La idea es evitar usar los aparatos eléctricos que refrescan el aire el menor tiempo posible y a la menor potencia posible. Si nos ayudamos de la ventilación y conservación del frescor, ¡lo conseguiremos!

2. Usa el eléctrico con cabeza

Por mucho partido que podamos sacarle al punto 1, llega un momento en que, si tenemos aire acondicionado, necesitamos acudir a él. Lo más recomendable es establecer una temperatura entre 24º y 26º y no bajar de ahí. Cada grado que bajes hará que tu aparato de aire acondicionado consuma un 8% más.

Igual de importante es mantener el frío generado cerrando a cal y canto puertas y ventanas para evitar, además, que entre el calor exterior y haga trabajar más de lo necesario a los aparatos.

3. No des vacaciones al control del standby

El standby o consumo en espera se produce cuando no apagamos del todo determinados aparatos. Hablamos de los “pilotitos” que se quedan encendidos cuando creemos haber apagado la tele, la pantalla del ordenador, etc.

Aunque parezca algo inofensivo, supone una de cada doce facturas, con lo cual más vale utilizar regletas y similares para poder desconectar del todo. En verano, si te vas pocos días y no quieres desconectar la nevera, asegúrate de eliminar todo el standby “a mano”, si no, directamente, baja todos los diferenciales.

4. Disfruta de la luz natural

En verano, tenemos más luz diurna que durante el resto del año y eso hay que aprovecharlo, ¡tanto para disfrutar ello como para ahorrar!

Para ello puedes intentar cenar a un horario más europeo y hacerlo al aire libre, dejar las actividades que requieran mayor esfuerzo visual para las horas de luz diurna, etc.

5. Benefíciate de nuestro acuerdo con ING Direct

Por último y no menos importante, te recordamos un “truco” de ahorro que acabamos de estrenar y del que podrás beneficiarte en cualquier estación.

Desde el pasado 17 de junio somos partners exclusivos de electricidad en Shopping NARANJA de ING Direct, un espacio en el que el banco ofrece a sus clientes devoluciones en facturas y compras de marcas seleccionadas.

Si eres cliente nuestro y tienes domiciliado nuestro recibo en ING Direct, te devolverán el 1,5% de cada una de nuestras facturas. Tal cual, sin que tengas que hacer nada :)

Como ves, ahorrar electricidad en verano es de lo más fácil. Pon en práctica estos trucos… ¡y a disfrutarlo!

 

Share on Facebook45Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
4
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.