50 sombras de eficiencia energética

50 sombras de eficiencia energética

Ha llegado el día que muchas lectoras (y lectores) estaban esperando. Hoy, viernes 13, además de ser el día de más miedito para el mundo anglosajón, se estrena la película de 50 sombras de Grey, la trilogía literaria erótico-festiva que ha roto todos los récords. Además, mañana es San Valentín (San Valientín para nosotros ;) ), con lo cual el “combo” no puede ser más perfecto. En HolaLuz.com hemos querido rendir nuestro personal homenaje a este estreno planteándonos lo siguiente: ¿Qué pasaría si Christian Grey estuviera obsesionado con la eficiencia energética?

Como sabéis este hombre es un obseso del control y le cuesta poco obsesionarse con otras cosas. De ahí que nos lo imaginemos ahorrando energía y aprovechando al máximo la que utiliza en su día a día como si no hubiera un mañana. Con ese punto de partida, estas son algunas de las situaciones que podrían darse:

Moda verde: ir divinos de forma sostenible

La ropa y los accesorios son bastante protagonistas en toda la saga y la corbata es, sin duda, el accesorio clave.

La que veis en portada estaría tejida a mano por artesanos de la reserva india más cercana, hecha con lino salvaje de las praderas 100%, nada de materiales sintéticos. Y el estampado de hoja verde lo habría bordado uno de los indios de la reserva a la luz de las velas, por supuesto.

Eficiencia de altos vuelos: Jet y helicóptero con biodiésel

Por si alguien no se había enterado, Grey tiene una posición económica privilegiada, con lo cual posee todo tipo de medios de transporte privados. Eso incluye un  jet y un helicóptero que él mismo sabe pilotar.

En los libros los utiliza básicamente para impresionar a  Anastasia, su amada, pero claro, la cosa funcionaría mucho mejor si no contaminaran. El Grey “100% verde” usaría combustible biodegradable para hacerlos funcionar, utilizando el excedente de aceite para masaje (aceite de origen vegetal, of course).

Negocios (más) sostenibles: Gimnasios productores de electricidad y otros

La fortuna de Christian, además de ser por parte de padres, también se debe a la gran megacorporación que preside: Grey Holdings Enterprises.

Con varias áreas de negocio, este gigante multinacional se mueve en sectores tan dispares como las telecomunicaciones o la agricultura sostenible en países que se encuentran en vías de desarrollo.

Eso quiere decir que el Grey de las novelas ya tiene un rinconcito para la sostenibilidad  y el altruismo en su atormentado corazón, pero…no es suficiente.

Se nos ocurren otras vías de negocio “verdes” como por ejemplo gimnasios cuyos socios generen electricidad a base de darle a la bici estática y a la elíptica, salones de belleza al aire libre cuyos secadores y demás aparatos funcionaran directamente con energía solar, viñedos en los que se aproveche la energía del zumo de uva al transportarse de un sitio a otro…ese tipo de negocios que unen lo cool con lo eficiente, vamos.

Un cuarto de juegos….eficientes

No, no nos olvidamos del tema central de los libros. Christian y Anastasia tienen un cuarto de juegos, un espacio privado en el que no pasan las horas entre el Scattergories y el Dicciopinta precisamente. Ellos son más de Tabú…

Sea como sea, en nuestra imaginación (bastante más inocente), los protagonistas de estos libros podrían tener un cuarto lleno de juguetes solares que previamente cargarían dejándolos al Sol en su estupendo jardín. Hablamos de avioncitos, cochecitos y ese tipo de cosas ¿eh?

¿Qué os parece, os imagináis unas 50 sombras tan eficientes como estas? ¿Creíais que podía ser verde…en otro sentido?  Pensad en ello si vais a ver la peli esta noche ;)

 

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
0
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.