Autoconsumo, segundo asalto

El autoconsumo

Hace unas semanas os hablamos de las características básicas del autoconsumo, la gran esperanza verde de la eficiencia energética. Vimos sus ventajas (entre ellas cómo puede ayudarnos a ahorrar en nuestra factura de la luz) y de qué manera se está adaptando al actual mercado energético. Hoy iremos un poco más allá y nos fijaremos en aplicaciones concretas de esta forma de producir electricidad que está llamada al éxito.

Tipos de instalaciones

Pensar en autoconsumo es pensar en placas solares. La energía solar fotovoltaica, que transforma la luz del sol en energía eléctrica, es la más utilizada en instalaciones pensadas para la producción y consumo individual (o a pequeña escala) de electricidad.

Actualmente, esta tecnología sigue siendo bastante costosa. No obstante existen empresas especializadas que pueden asesorarnos y ayudarnos a calcular lo que tardaríamos en recuperar la inversión inicial mediante el ahorro energético.

Otro tipo de instalación, todavía muy minoritario, es la minieólica. Consiste en instalar una pequeña turbina o “mini-molino” en nuestra vivienda que convierta la energía motriz del viento en electricidad.

Lo básico antes de plantearse este tipo de instalación es, por un lado, tener en cuenta si la zona en la que vivimos es suficientemente ventosa como para que nos compense y por otro consultar con nuestro ayuntamiento si podemos realizar la instalación, ya que necesita de un espacio y unas condiciones determinadas. Como en el caso de la solar, hay empresas que pueden ayudarnos a saber hasta que punto nos conviene.

Formas de autoconsumir

En el artículo anterior repasábamos una de las posibles vías para aplicar el autoconsumo, el balance neto.

Otra de las posibilidades (siendo en nuestro país sólo una posibilidad teórica), es el autoconsumo puro. La energía que produce la instalación se almacena en baterías autoconsumiéndola cuándo se necesite. Normalmente no se consigue reducir la factura de la comercializadora eléctrica a cero, pero sí se reduce considerablemente el consumo de kilovatios de la red eléctrica.

Una tercera opción es mezclar las dos modalidades anteriores y practicar lo que se llama autoconsumo híbrido, es decir, mezclar el autoconsumo puro con el balance neto, para intentar conseguir “lo mejor de los dos mundos”. Con este sistema ganaríamos independencia energética y al mismo tiempo contaríamos con el respaldo de la compañía de la luz para llegar allí dónde no llegue nuestra instalación.

En HolaLuz.com apoyamos al autoconsumo y te ayudaremos con cualquier duda que tengas sobre él. Puedes dirigirte a nosotros para preguntar lo que quieras o explicarnos tus experiencias en comentarios de este post, a través del email autoconsumo@holaluz.com , vía Facebook o Twitter.

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
8
votos

Comentarios

  • Hola, Luz (es broma):

    Gracias por defender el autoconsumo. Una duda: ¿es cierto que la distribuidora ha trucado los nuevos contadores para cobrar tanto la energía que consumimos como la sobrante que volcamos a la red? Entonces, si pongo un panel me cobrarán la energía que me sobre y les cedo, aparte de volvérsela a cobrar a otro cliente? Si los nuevos contadores son tan “inteligentes” este país va mal, muy mal.

  • Hola, Laura.
    Sí, confiemos, pero lo afirman en sus web gente seria como la Asociación de Empresarios Instaladores Eléctricos, Telecomunicaciones y Energías Renovables de Valencia, (ASELEC), un técnico de Landi+Gyr (fabricante de contadores digitales de Endesa) y la Fundación Tierra. Si se trata de una estafa, desde luego es algo grave y vosotros sois clientes y comercializadores de esas empresas. Algo tendreis que decir como afectados. En tu opinión, ¿a dónde deberíamos dirigirnos para investigar más sobre este asunto?
    Gracias y un saludo.

    • Hola Pablo,

      desde luego, es un tema delicado. Nosotros somos una comercializadora independiente, es decir que no compramos nuestra energía a otras empresas ni dependemos de ellas para nada, sino que compramos en el mercado mayorista. Lo que sí nos afecta es la normativa del Gobierno y lo que intentábamos plasmar en este post es que estamos totalmente a favor del autoconsumo, ya que creemos que podría funcionar perfectamente de forma conjunta con HolaLuz.com como comercializadora de apoyo. Respecto a una fuente de información sobre el tema creo que lo mejor es el propio Ministerio de Indústria para conocer la regulación actual y las posibilidades futuras y a cualquiera de las muchas plataformas que apoyan el autoconsumo para tener una visión más crítica de esas medidas. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.