Construyamos un lugar mejor para vivir: claves del urbanismo sostenible #PorAlgoSeEmpieza

Muchos de los grandes problemas ambientales de la actualidad se concentran en las ciudades. En todo el planeta se preparan y mejoran múltiples proyectos para llevar a cabo la transición hacia un urbanismo más sostenible, algunos de los cuales llevan ya varios años funcionando con éxito.

Transformar las ciudades en lugares más verdes es un reto al que nos enfrentamos como sociedad, necesario tanto por la salud del planeta como por la nuestra propia. El tráfico, el crecimiento demográfico, la edificación excesiva y la acumulación de residuos son algunos de los principales inconvenientes que plantean las ciudades. Por eso es tan necesario darle todo el soporte posible a iniciativas como las que detallaremos a continuación, que nos ayudarán a cumplir los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) previstos en la Agenda 2030.

Ser más sostenible te llevará 20 min

Uno de los grandes problemas de las ciudades es el exceso de contaminación y tráfico causado por el uso intensivo de los coches. Para conseguir reducirlo, la idea es crear vecindarios en los que las personas residentes tengan los servicios básicos necesarios a menos de 20 min de distancia a pie o en bicicleta. Así lo han hecho ya en Portland, donde el proyecto “20 minute neighbourhoods” (Barrios 20 minutos) ha conseguido que el 90% de la población pueda hacer sus recados paseando o en bici, mejorando su calidad de vida y la calidad del aire que respiran.

Los domingos son para descansar… de las emisiones

El hecho de que el domingo sea el día de descanso semanal para medio mundo lo convierte en la excusa perfecta para elegirlo como el día sin emisiones. En Yakarta, Indonesia, ya llevan 10 años librándose del tráfico durante ese día a la semana. De esa forma han conseguido reducir las emisiones de gases de efecto invernadero notablemente e incentivar las actividades al aire libre. Para que otras ciudades puedan adaptar esta medida, se deberán crear planes de urbanismo enfocados a los peatones para fomentar la movilidad a pie, la bicicleta, patín o vehículo similar o, en todo caso, el uso del transporte público.

Carreteras hacia un futuro más verde

La economía circular es un concepto que del que hemos hablado en otras ocasiones. Su objetivo es reincorporar los residuos a la cadena de producción para evitar la acumulación de desperdicios, reaprovechando materiales. Un perfecto ejemplo de esto aplicado al urbanismo sostenible es un proyecto puesto en marcha en el Reino Unido, en el que se ha sustituido el asfalto convencional por una alternativa a base de plástico 100% reciclado. Este nuevo tipo de asfalto sostenible se llama “MR6” y ha sido desarrollado por la empresa escocesa MacRebur. Parece ser que las primeras pruebas han sido exitosas y, si todo va bien, los coches eléctricos del futuro (esperamos que cercano) recorrerán este tipo de carreteras verdes.

Agua = tesoro

Otra cuestión igual de importante es la de la gestión de agua en las ciudades. Es necesario que tomemos medidas urgentes en cuanto al consumo de este recurso, ya que cada vez es más escaso. Muchas ciudades están empezando a monitorear el consumo de agua con sensores y sistemas inteligentes para poder detectar fugas o irregularidades rápidamente y cuidar de este tesoro líquido. Una de ellas es la ciudad de Burgos, que ha implementado el sistema inteligente “SWING” (Smart Water Innovation Network in the City of Burgos) que ya está dando excelentes resultados en ahorro de agua.

Barrios con B de bosque

En 2013 la Unión Europea puso en marcha una iniciativa llamada “Infraestructura Verde”. Se basa en la mejora del capital natural de Europa con el objetivo de impulsar nuevos espacios verdes urbanos para equilibrar la huella de carbono. Estos jardines y espacios de vegetación también funcionan como sumideros de CO2 y disminuyen la temperatura en las ciudades. Además, pueden retener el agua de la lluvia, evitando el colapso de sistemas de drenaje urbanos. Y por supuesto son lugares perfectos para dar un paseo o hacer deporte. ¡Todo son ventajas!

Tejados con placas solares

Las viviendas autosuficientes ya son una realidad y el autoconsumo es una de sus piezas clave. Gracias al descenso en los materiales de las instalaciones, la desaparición de trabas legales obsoletas y la reducción en el tiempo de amortización de la inversión, cada vez es más frecuente ver tejados con placas solares. Producir energía de origen renovable es la mejor solución energética para tu bolsillo y no hay ninguna duda de que también es la más beneficiosa para el planeta.

En Holaluz ofrecemos un servicio global de autoconsumo que va desde hacer un estudio previo a realizar la propia instalación, pasando por legalizarla y comprar tus excedentes de energía al mejor precio del mercado con Holaluz Cloud. Aquí encontrarás todos los detalles: Quiero saber más

En la lucha contra el cambio climático cada pequeño gesto cuenta y en Holaluz estamos en ello desde hace 10 años. Nos hemos fijado como objetivo conectar a un millón de personas a la energía verde de aquí a 2023. Ya sea con la energía de origen renovable que te hacemos llegar a casa o con nuestro servicio de autoconsumo, queremos acompañarte hacia un mundo 100% sostenible.

Queda mucho por hacer pero #PorAlgoSeEmpieza, ¿no?

¿Qué te ha parecido este artículo?

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Cargando…
0 votos
Comentarios Nuevo comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre la Protección de Datos

Responsable:HOLALUZ-CLIDOM, S.A.
Destinatarios:No serán cedidos a terceros ajenos a los servicios prestados.
Finalidad:Envío de información y/o gestión de los servicios.
Legitimación:Ejecución del contrato y/o consentimiento expreso.
Derechos:Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional:Puede consultar la información addicional detallada sobre Protección de Datos en nuestra web.