20 claves de ahorro en tu empresa… y una canción desesperada

01_image_post

Hoy queremos resumir diferentes claves para ahorrar en la factura de la luz de tu empresa. Además, todos ellos son cambios que se pueden empezar a aplicar en la oficina tras leer este post, ahorrando mucha energía ¡y dando un respiro al planeta! PD: También os avanzamos que no son 20 claves, aunque esto sí, son las más importantes… ¡lo sentimos, Neruda! Estas son las claves:

 

Clave 1

El precio justo: optimiza la potencia contratada

Este es probablemente el aspecto más importante a tener en cuenta para ahorrar. En otras entradas hemos detallado la importancia de encontrar una potencia adecuada a tu consumo, pero es importante no dejar de tener muy presente que una potencia correcta es uno de los aspectos más importantes para optimizar la factura de tu empresa.

Y es que tu bolsillo lo nota mes a mes: puede ser que estés pagando cada mes por una potencia que realmente no necesites. Si queréis entrar en detalles, en esta entrada o en esta otra podéis ver los números que hicimos para poder poner cifras a esta afirmación.

Clave 2

Tener pocas luces… ¡no siempre es malo!

Sabemos que la frase de “la mejor energía es la que no se consume” es un tópico muy utilizado, pero no por ello es menos cierto. Y es que a menudo no tenemos en cuenta que la energía solar puede ser una gran aliada para ahorrar en nuestra factura. Y precisamente no en forma de placas fotovoltaicas, sino directamente en iluminación natural. Un diseño de la oficina y una distribución del mobiliario teniendo en cuenta la la luz del sol es un ahorro que no se nota pero que se siente, ya que además añade un extra de bienestar al trabajar bajo la luz natural.  

Una vez cae la noche y se encienden las luces, lo ideal sería plantearse el cambio a luces led o bombillas de bajo consumo, que suponen una buena inversión a medio y largo plazo debido a su gran reducción de consumo.

Por último, no está de más valorar la posibilidad de instalar detectores de presencia o temporizadores, especialmente en pasillos poco concurridos ¡o en los baños! Toda idea es buena :)

Clave 3

When the night has come… o porque hay que vigilar de cerca el “Stand by”

Vigilar el uso del “Stand by” parece un tema menor, pero supone el coste de una de cada doce facturas. Un ejemplo claro son los cargadores de móvil, así como las pantallas de ordenador o de televisión. La pequeña luz que dejan encendida supone un gasto que en conjunto supone un gran consumo de energía.

Si bien reducir este gasto a cero es imposible, se puede minimizar su impacto utilizando regletas con interruptor. Otra opción, es colocar también temporizadores en los aparatos donde su control sea temporal, como termos o climatizadores.

Clave 4

La vida de los otros… electrodomésticos

Hasta ahora hemos repasado los aspectos más destacados para ahorrar, pero hay otros aspectos clave para optimizar el consumo de una empresa que hay que tener en cuenta.

Son los sistemas de climatización, básicamente la calefacción y el aire acondicionado. Para la mejor eficiencia energética de estas instalaciones hay que tener en cuenta tres factores: la actividad que se realiza en cada espacio a climatizar, la frecuencia de uso de este espacio y la orientación de la zona para poder aprovechar la luz solar.

Además, hay que valorar también la adquisición de electrodomésticos con un alto nivel de eficiencia, puesto que su ahorro de energía no “nos pasará factura”, ¡nunca mejor dicho!

Por último y no por esto menos importante, se puede valorar el hecho de aislar térmicamente el espacio, ventanas, paredes e incluso techo. ¡Los materiales aislantes son grandísimos aliados contra la fuga del calor o de frío!

Clave 5

Hay que “tener en cuenta”, y nunca mejor dicho

Por último, es importante tener clara no tan sólo la potencia que tienes contratada, sino el consumo de energía de tu empresa en su conjunto. En la medida de lo posible, lo ideal es hacer un seguimiento del gasto energético, comparando consumos y facturas para poder encontrar fórmulas que te permitan ahorrar.

Además, puesto que la factura de la luz es tan sólo una de las muchísimas que maneja una empresa, es importante que elijas una compañía con la que puedas ocuparte de las demás tareas de tu empresa con total tranquilidad. Una compañía de luz transparente que te responda a tus dudas y revise por ti tus consumos si así lo necesitas.

 

Canción desesperada

En Holaluz creemos que hay otra manera de hacer las cosas, transparente, que te ayude a ahorrar y siempre con energía 100% verde. Transparente porque queremos que entiendas qué pagas y por qué lo pagas, resolviendo tus dudas cuando lo necesites. Que te ayude a encontrar la mejor tarifa para tu empresa junto con las más de 15.000 que ya confían en nosotros. Y con energía 100% verde porque la energía no se ve pero el planeta lo nota. ¿Y qué mejor distintivo para potenciar la imagen de tu empresa que el uso de energía renovable?

Así pues, si quieres saber lo que ahorrarías con nosotros sólo tienes que mandarnos tu actual factura a empresa@holaluz.com y te haremos un estudio gratuito. Sin permanencias, sin cortes de suministro y sin gastos de gestión. Porqué ahorrar es sencillo si sabes por dónde empezar. El resto depende de ti ;)

Share on Facebook36Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn1Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
2
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.