Cómo ahorrar luz si no puedes acogerte al bono social

En contra de lo que hayas escuchado últimamente al respecto, si puedes beneficiarte del bono social, en Holaluz siempre vamos a decirte claramente que no nos contrates y que optes por esta ayuda. Si no puedes solicitarlo, no te preocupes, tienes otras opciones para ahorrar luz.

En Holaluz ni queremos engañaros ni nos lo podríamos permitir. Por eso, desde siempre os hemos informado de todo lo que tiene que ver con el mundo de la energía y con vuestra factura de la luz, incluso aquello que ni nos atañe ni nos beneficia. Ese es el caso del bono social, un descuento en el precio de energía -consumo- que nosotrxs no podemos ofrecer y cuyas condiciones cambiarán a partir del próximo mes de octubre. Quienes lo perciban actualmente pero no cumplan las nuevas condiciones, lo perderán y por defecto pasarán a tener la tarifa PVPC, con un precio de energía variable, sobre el que se aplica el 25% de descuento a quienes sí están acogidos al bono social. En este artículo te recordamos las caracterísitcas del PVPC y te damos alternativas para ahorrar luz.

Cambios en el bono social

Hasta ahora el bono social, que nació como un descuento para usuarios eléctricos económicamente desfavorecidos, había acogido a otros colectivos que no tenían por qué cumplir determinados requisitos económicos, como por ejemplo todos aquellos hogares con menos de 3 kW de potencia contratada.

Muchas de estas viviendas tienen una potencia eléctrica contratada inferior por ser segundas residencias de las que se hace un menor uso y no por necesidades económicas de sus dueños o inquilinos. A partir del próximo mes de octubre, éste y otros tipos de suministro que hasta ahora disfrutaban del bono social, dejarán de percibirlo.

Aquí tienes más detalles sobre estos cambios

Cambios en el bono social

Si es tu caso, pasarás a tener la tarifa PVPC sin el 25% de descuento.

La tarifa PVPC (Precio Voluntario al pequeño Consumidor)

El PVPC es la tarifa regulada que sustituyó a la TUR (Tarifa de Último Recurso) en abril de 2014. Hasta entonces nosotrxs, aunque pertenecemos al mercado libre, igualábamos el precio de la TUR, el precio fijo más competitivo.

El PVPC se caracteriza por tener un precio de energía (consumo) que varía cada hora, ya que es el precio de la electricidad en el mercado mayorista. Esto significa que el consumo se calcula con un precio diferente cada mes, que unas veces es más barato que el de Holaluz u otras compañías con precios fijos y otras veces más caro. Esto se traduce en que, cuando en las noticias dicen que sube la luz (o que baja) a nuestros clientes no les afecta en absoluto, solo repercute en la factura de electricidad de quienes tienen tarifa PVPC, para bien o para mal. Si prefieres tener la posibilidad de que algún mes el precio de la luz sea algo más barato en lugar de conocer el precio que pagarás cada mes antes de que llegue la factura, esta es tu tarifa.

Aun así, hay una parte de la factura que siempre será más cara con PVPC: el precio de potencia. Se trata de un precio fijo en todas las tarifas y todas las compañías, pero mientras en Holaluz y en otras se trata del precio fijado por el BOE, las compañías que ofrecen PVPC añaden parte de su margen comercial. Además, esas compañías reclamaron que dicho margen se había calculado mal y sugerían un recálculo a la alza, que fue aprobado por el Tribunal Supremo y el cual, además, se refacturó la diferencia supuestamente mal cobrada desde abril de 2014 (a los usuarios de esa tarifa desde esas fechas).

En resumen, el PVPC supone un ahorro potencial en consumo y un sobrecoste fijo, consumas lo que consumas. A partir de ahí, como siempre decimos, las tarifas no son ni mejores ni peores, sino diferentes. La elección es tuya.

Los precios fijos de Holaluz

Por nuestra parte, en su momento decidimos que era más sencillo y seguro para el cliente doméstico saber en todo momento qué precio va a pagar por su electricidad, sin que tenga que estar pendiente del reloj ni de la meteorología. Por eso nosotrxs fijamos un precio de energía por un mínimo de 12 meses, aunque nuestros precios actuales no cambian desde diciembre de 2015.

Como decíamos, nuestro precio de potencia es el que marca el BOE, sin más. Nuestra factura de la luz incluye término de energía, término de potencia, impuesto eléctrico y alquiler de contador – a no ser que se tenga en propiedad-, como todas, con el 21% de IVA sobre la suma de todos estos conceptos. Nuestro consejo es que desconfíes si en la tuya hay algo más, a no ser que hayas pedido un cambio de potencia o similar, que debe reflejarse como un coste puntual que se cobra una sola vez

La importancia de optimizar potencia

Y acabamos hablando de eso mismo, de modificar tu potencia contratada. Más concretamente de optimizarla, es decir, revisar si te sobra y si es el caso, reducirla para ahorrar luz tengas la tarifa que tengas, evitando pagar por algo que no utilizas.

La potencia contratada es algo así como el “ancho de banda” de tu instalación eléctrica, la potencia eléctrica necesaria para que ciertos aparatos que deben coincidir en su uso puedan funcionar sin que te salten los plomos.

Hace algún tiempo preparamos esta guía para orientarte al respecto; con ella puedes hacerte una idea de si puedes reducir y hasta qué tramo. Y si tienes dudas, sobre esto o sobre cualquier otro tema, seas cliente o no, aquí nos tienes para resolverlas :)

Share on Facebook30Tweet about this on Twitter2Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
5
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.