Cómo encontrar la mejor tarifa eléctrica para tu empresa

Ahorra en la factura de la luz de tu empresa

Seguro que si te has planteado cambiar de compañía eléctrica, has sentido algo de vértigo al intentar decidir cuál puede ser la mejor oferta de electricidad. Nosotros queremos darte un  “suelo” desde el que poder tener una visión más clara de todas estas opciones, que pueden ayudarte a ahorrar en la factura de la luz de tu negocio. Vamos a repasar las claves para encontrar la mejor tarifa eléctrica para tu empresa, ayudándote a comparar compañías y productos en precio y servicio.

La factura de la luz de tu empresa

Para saber cómo pagar menos luz lo básico es averiguar qué pagas y por qué. Estos son los conceptos que encontrarás en la factura y las claves en las que debes fijarte en cada uno cuando hagas una  comparativa:

Término de energía: este coste es el que resulta de multiplicar los kWh que has disfrutado según la lectura de tu contador por el precio del kWh que tengas. Todas las tarifas eléctricas se componen de dos precios, éste, que es el precio de energía y el precio de potencia, que explicaremos en el siguiente punto.

Las claves:

1. Dependiendo de lo que tengas contratado, tu precio de energía puede ser fijo o variable. Un precio fijo de energía es aquel que, por lo general, se mantiene durante un año y no cambia a no ser que varíen los costes regulados por el Gobierno, que afectan por igual a todas las comercializadoras. El precio de energía variable o indexado va en función del precio de la electricidad hora a hora.

2. Además, si tienes tarifa con discriminación horaria o tarifa de acceso 3.0A, tendrás varios periodos (en discriminación horaria dos y en 3.0A, 3) cada uno con un precio de energía diferente.

3. Por otro lado, si tu tarifa es la 3.0A o superior, puedes encontrar otro tipo de energía facturada, la energía reactiva, algo así como un extra de energía derivado del uso de ciertos aparatos como motores o transformadores que ocasionan descompensaciones eléctricas. Si este tipo de energía supera el 33% de lo que llamamos energía activa (la que disfrutas) se aplicará un recargo que sólo afectará a los periodos 1 y 2  de esta tarifa con 3 periodos.

Término de potencia: el segundo coste que compone la tarifa y que a diferencia del anterior, siempre será el mismo, ya que no depende de lo que consumas cada mes. Se calcula multiplicando los kW (no confundir con kWh) de potencia contratada que tenga nuestro suministro por el precio de potencia. Si tu contador dispone de maxímetro, dispositivo que marca la potencia máxima que utilizas, esto te será muy fácil de comprobar (puedes pedir a tu comercialziadora que te oriente en este tema).

Las claves:

1. Asegurarte de que no estás pagando por algo que no utilizas, es decir, revisar si tienes más potencia contratada de la que necesitas. Si es así puedes pedir una reducción de potencia a tu comercializadora (que a su vez la pedirá a distribuidora, que es quien la lleva a cabo).

2. Por otro lado, debes saber que hay compañías como HolaLuz que no aplican margen de beneficio al término de potencia y que tienen en cuenta la regla del 85%, determinada por el maxímetro.

Otros costes de tu factura: alquiler de contador, que cobra distribuidora a no ser que el contador sea de propiedad, impuesto eléctrico, que recauda el Gobierno a través de la comercializadora (destinado a ayudas para la minería del carbón) y por último el IVA (del 21%) aplicado a la suma de todos los costes.

Costes y servicios adicionales

Los costes anteriores son “los básicos” pero algunas compañías también aplican costes añadidos por mantenimiento y similares. Si estamos de acuerdo con ellos, lo más importante es fijarnos en si van asociados a una permanencia, algo de lo que por ejemplo nosotros no somos partidarios. Eso sí, nos encargamos de gestionar averías con distribuidora, siendo intermediarios entre ésta y nuestros clientes.

Por otro lado también es valorable saber si la comercializadora tiene un número de atención al cliente gratuito o no, ya que todo suma. Nosotros, por ejemplo, disponemos de un fijo nacional normal y corriente para llamadas y de un móvil para atender vía whatsapp.

El precio no lo es todo

Es importante tener en cuenta aspectos de servicio más allá del precio, como una atención cercana y personalizada, facilidad para gestionar varios puntos de suministro desde una misma zona de cliente, facturación mes a mes por meses naturales,…una serie de aspectos que en HolaLuz creemos fundamentales para facilitarte la gestión de la electricidad en tu negocio.

Además, creemos que es muy importante que sepas lo que vas a pagar antes de hacerlo, de manera que podamos corregir antes de la factura definitiva si hay algún problema, para lo cual disponemos de una prefactura.

Si crees que podemos ser una opción interesante para tu empresa y quieres que te hagamos un estudio de ahorro personalizado (por supuesto sin coste ni compromiso) puedes enviarnos tu última factura a empresa@holaluz.com y te responderemos con nuestra mejor propuesta según tus necesidades. Y si tienes dudas, como siempre, las aclaramos en comentarios :)

 

Share on Facebook13Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
4
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.