Consejos para ahorrar en la factura de gas

image_post_ahorro_gas

Ahora que ya sabes que también puedes pasarte a Holagas, seguro que agradecerás que compartamos contigo estos siete sencillos consejos que te ayudaran a ahorrar significativamente en la factura. Parecen de cajón, sí, pero no siempre los seguimos. ¿Los repasamos?

 

Ventajas que ofrece nuestro servicio de gas

Antes de entrar en materia, refresquemos las principales ventajas que te trae nuestro servicio de gas:

1. Contratación fácil y rápida

Sólo tienes que llamarnos al 900 67 07 07 y nos pondremos manos a la obra. ¡Así de fácil!

2. 12 meses, 12 facturas

Somos los únicos en facturar el gas mensualmente y por meses naturales, algo muy útil para racionalizar el gasto y no llevarnos ningún susto desagradable.

3. Eficiencia energética

Utilizar el gas para calentar tu casa es mucho más eficiente que usar electricidad. ¿Qué significa eso? Que con el mismo gasto energético consigues mucho más rendimiento.

 

Consejos de ahorro

Si no quieres que se te dispare la factura energética por culpa de un gasto excesivo en calefacción, toma nota de estos sencillos trucos de ahorro; tu bolsillo lo agradecerá :)

1. Bajar persianas de noche

Teniendo en cuenta que los cierres de ventanas suelen estar mal aislados, resulta imprescindible  bajar las persianas y correr las cortinas antes de acostarnos para evitar que se pierda el calor acumulado durante el día.

2. ¡De día, persianas abiertas!

Sí, donde dije digo, ahora digo diego J Y es que muchas personas suelen correr las cortinas y bajar las persianas cuando se van de casa por la mañana. ¡Mal hecho! Haciéndolo evitamos que el calor del sol diurno entre en casa y la caliente. Si dejamos las persianas subidas y no corremos las cortinas nos ahorraremos calefacción cuando volvamos a casa.

3. Quitar el termostato cuando estamos fuera

Si al salir de casa ponemos el termostato a cero, cuando volvamos por la noche estará más fría de lo habitual y la potencia requerida para calentarla será mayor. Lo correcto es elegir un valor límite para el termostato a partir del cual se ponga en marcha la calefacción. Así evitamos que la casa se enfríe más de la cuenta y se escape el calor.

4. Ventilar la casa al mediodía

Siempre que nos sea posible, deberemos ventilar la casa a mediodía, sobre todo si la jornada está siendo cálida y soleada.

5. ¿Habitaciones abiertas?

Si tenemos la calefacción puesta y todas las habitaciones abiertas, el volumen de espacio a calentar aumenta considerablemente. Las habitaciones que usamos a una hora determinada, como los dormitorios, o durante un breve espacio de tiempo, como el baño, mejor calentarlas un rato antes de utilizarlas o utilizar puntualmente un calentador de aire.

6. ¿Radiadores abiertos en habitaciones cerradas?

Cerrar las habitaciones pero dejar los radiadores abiertos: He aquí una manera absurda de aumentar la factura del gas. Recuerda, cerrar el radiador en las habitaciones que usamos poco es una excelente medida de ahorro… ¡siempre que también cierres la puerta de la habitación!

7. Revisión de los aislamientos

¿A que alguna vez te has percatado de que se cuela aire frío por las ventanas o, lo que es lo mismo, que se escapa el aire caliente por donde no debería? Sí, revisar si las ventanas cierran bien o si las puertas están debidamente aisladas es primordial. También es importante examinar los enmasillados de  cristales y ventanas para asegurarnos de que están en perfecto estado y no resecos y agrietados.

 

Seguro que ya estabas al tanto de muchos de estos consejos, pero nunca viene mal recordarlos. ¡Ahora solo hace falta que los sigas! Ánimo, a final de mes lo agradecerás :)

Share on Facebook63Tweet about this on Twitter4Share on LinkedIn2Google+2Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
16
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.