#ContigoSí: historias de honestidad que inspiraron la Tarifa Justa

Laura Benitez

Nuestra Tarifa Justa está a punto de cumplir su primer aniversario y al echar la vista atrás, tenemos claro que “honestidad” podría ser su segundo nombre. 

Sabemos que leer “honestidad” y “tarifa eléctrica” en una misma frase puede hacer que más de uno/a crea que ha habido un fallo en Matrix. No os culpamos. El sector eléctrico ha hecho bastantes méritos para ganarse la desconfianza de la gente. Por eso, hace casi 10 años, cambiar ese panorama fue uno de los motivos que nos llevó a fundar Holaluz. Y una cosa llevó a la otra, de no tener permanencia a crear una tarifa de electricidad con la que más que formalizar un contrato, sellas un pacto.

Cosas de primero de honestidad

Tan sencillo como cobrarte una misma cuota cada mes en tu factura de la luz, sin que tengas que estar contando kWh o pendiente del reloj y sin importar la energía que uses, sabiendo que usarás la que necesites, sin malgastarla. A eso se reduce el funcionamiento de la Tarifa Justa. Parece difícil creer que no habrá trampa ni cartón, ¿verdad?

Al final es algo replicable en la vida en general, parece difícil de creer que haya personas honestas ahí fuera pero como las meigas, haberlas, haylas. Hablamos de gente que, pudiendo sacar provecho de una situación, ha preferido hacer las cosas bien. Como quienes han elegido la Tarifa Justa pero aún sabiendo que es una tarifa plana, si se dan cuenta de que se han dejado la calefacción puesta al salir de casa, vuelven a entrar y la apagan y no hacen la colada de todo el edificio cobrando comisión, por ejemplo. Hacen exactamente lo que hacían, pero con menos dolores de cabeza. 

Y pensando en todo esto, a pesar de la que está cayendo y de que a veces nos den ganas de gritar un TODO MAL como una catedral, no podemos evitar ponernos en “modo blandito” cuando nos llega alguna historia como las que encontramos cuando estábamos creando la Tarifa Justa. Esas que nos hacen pensar aquello de que a veces, el ser humano es extraordinario (permitidnos la ñoñería). Aunque en esencia, son cosas de primero de honestidad :) 

Historias de honestidad

  • El taxista que devolvió 10.000 euros

Un taxista de Barcelona se dió cuenta de que un cliente, un turista canadiense, se había dejado una maleta dentro de su taxi. Sin llegar a abrirla, la llevó a comisaría y allí los Mossos d’Esquadra descubrieron que contenía 10.000 euros, más un pasaporte canadiense y utensilios para bebés. Gracias al pasaporte pudieron encontrar con cierta facilidad al turista, al que le devolvieron sus pertenencias.

  • La deportividad de manual de Nikki Hamblin y Abbey D’Agostino

En en la carrera de 5.000 metros de los Juegos Olímpicos de Río 2016, la neozeandesa Nikki Hamblin chocó contra la estadounidense Abbey D’Agostino. Nikki ayudó a su rival a levantarse y siguieron la carrera juntas, apoyándose. Ninguna de las dos pasó a la final pero fueron galardonadas con la medalla Pierre de Coubertin por haber mostrado el verdadero espíritu de los juegos.

  • Jonas Salk, el “Padre de la Biofilosofía”

Jonas Salk, conocido como el “Padre de la Biofilosofía”, fue el inventor de la vacuna contra la Polio. Jamás quiso patentar su invento para poder mantener un coste reducido. Esto se traduce en que renunció a una fortuna calculada en $7,000,000,000 de dólares para poder salvar el mayor número de vidas posible. Su objetivo era desarrollar una vacuna segura y efectiva lo más rápido posible, sin que su propio beneficio fuera un obstáculo. Cuando le preguntaron en una entrevista quién poseía la patente de la vacuna, Salk respondió: «No hay patente. ¿Se puede patentar el sol?».

  • Nacho Ferrer, un entrenador diferente

Durante un partido de fútbol de la categoría Benjamín entre el Real Madrid y el Málaga, el árbitro paró el encuentro porque un jugador se había lesionado. En ese momento el Málaga tenía el balón y tras el bote neutral, los jugadores del equipo andaluz se quedaron quietos esperando a que sus rivales les devolvieran el balón. Pero no lo hicieron y sin saber que ceder la pelota en esa situación es una norma no escrita, aprovecharon para marcar un gol. Después de eso Nacho Ferrer, entrenador del Benjamín A del Real Madrid, les dijo que se dejaran marcar un gol, para ser justos con el otro equipo. Y así lo hicieron, llevándose a casa una clase de deportividad extra.

Estas son solo algunas de las historias de honestidad que encontramos mientras pensábamos en la Tarifa Justa, con el convencimiento de que aunque fuera una tarifa plana, quienes la eligieran harían un buen uso de ella, por el bien del medio ambiente y devolviéndonos la confianza que les damos. Próximamente publicaremos un segundo post en el que repasaremos algunos números de este primer año de Tarifa Justa. Ya os adelantamos que no nos hemos equivocado con nuestrio voto de confianza :)

Y si tú todavía no la conocías, aquí tienes todos los detalles. ¿Cómo funciona la Tarifa Justa? 

¿Qué te ha parecido este artículo?

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
1 votos
Comentarios Nuevo comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre la Protección de Datos

Responsable:CLIDOM ENERGY S.L.
Destinatarios:No serán cedidos a terceros ajenos a los servicios prestados.
Finalidad:Envío de información y/o gestión de los servicios.
Legitimación:Ejecución del contrato y/o consentimiento expreso.
Derechos:Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional:Puede consultar la información addicional detallada sobre Protección de Datos en nuestra web.