Gravity Light: luz sostenible y solidaria

Para la mayoría de nosotros, tener luz es tan sencillo como pulsar un interruptor. Por desgracia, todavía hay muchas personas que no tienen esa suerte. Hoy os traemos un proyecto que nace con la esperanza de hacer desaparecer esas diferencias o como mínimo intentar que no sean tan abismales. Una luz sostenible ecológica y económicamente es posible, veamos cómo.

¿En qué consiste el proyecto?

Se trata de una iniciativa de deciwatt.org, una organización basada en la investigación y desarrollo de dispositivos eléctricos sostenibles de baja potencia.

Gravity Light es uno de sus productos, una lámpara que mediante un sistema de poleas, utiliza la fuerza de la gravedad para generar luz. La idea es conseguir luz eléctrica para países en vías de desarrollo que todavía no disponen de una infraestructura eléctrica adecuada. En estos lugares sólo disponen de sistemas de iluminación que funcionan mediante combustibles fósiles, sobre todo lámparas de queroseno. Estas lámparas contaminan, tienen un riesgo elevado de causar accidentes y una serie de desventajas que las hacen muy poco sostenibles.

Las Gravity Light pretenden sustituir a estas lámparas y sus creadores van a donarlas a las poblaciones más necesitadas de Africa e India. En este vídeo podéis ver cómo funcionan:

¿En qué fase se encuentran?

Este proyecto está siendo posible gracias a las aportaciones de clientes y amigos de deciwatt.org y de todo el que conozca y quiera apoyar la iniciativa, a través de Indiegogo, un interesante método de crowdfounding (financiación en grupo a través de la red).

Actualmente han conseguido iniciar la fase de producción y el siguiente paso es comenzar un proceso de prueba con una primera versión del artefacto. Lo enviarán a algunos de sus destinos objetivos y comprobarán si funciona bien, si se adapta al entorno, si es fácil de utilizar, si la potencia que genera es suficiente para los usuarios y una serie de cosas a corregir de cara a una segunda versión mejorada.

El presupuesto inicial era de 55.000 dólares y en menos de dos meses han conseguido 399.560 dólares. Aun así, pueden seguir haciéndose donaciones para que puedan seguir investigando y mejorando. Calculan que cuándo Gravity Light se fabrique en masa no costará más de 5 dólares hacerla.

Como véis, conseguir luz sostenible para todos es un poquito más fácil gracias a iniciativas como esta. Esperemos que funcionen y que proliferen. Mientras tanto, los que sí tenemos luz eléctrica, ¡Aprovechémosla y consumámosla con cabeza! ;)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook3Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
0
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.