Jahn-Teller, un nuevo y revolucionario estado de la materia

plasma-01

¿Eres de los que todavía cree que los estados de la materia se reducen a sólido, líquido o gasesoso? Vale, puede que sea así en la naturaleza pero dentro del laboratorio la cosa cambia. Los expertos en física y química (que no tienen nada que ver con cierta antigua serie de Antena 3) no dejan de experimentar sometiendo diversos materiales a mil y un procesos para encontrar nuevos (y útiles) estados de la materia. Uno de esos hallazgos, de los más recientes, llega dispuesto a revolucionar la forma en la que utilizamos la energía.

¿Qué es?

Lo de la foto es plasma, que junto al los coloides o los condensados de Bose-Einstein son algunos de esos estados creados o descubiertos fuera del medio natural. Pero el Jahn-Teller llega para revolucionarlos a todos. Hablamos de un superconductor, aislante, metal e imán, todo en uno. Una especie de Ying y Yang de los estados, un Doctor Jekill/mister Hyde cuyas cualidades contrarias son la clave de su éxito.

Debe su nombre a lo que en química se llama el efecto Jahn-Teller, que consiste en la distorsión de la disposición geométrica de las moléculas cuando se someten a bajas presiones. Casi nada. En el caso del nuevo estado, los científicos han conseguido convertir un material aislante en un superconductor, precisamente aplicando presión.

Y no, no hablamos de una presión física, la de comprimir una cosa contra otra o dentro de otra, sino de presión química: reducir las distancias entre moléculas sumando nuevos átomos. Tan complejo e impresionante como suena.

¿Qué se podría conseguir?

Desde el pasado mes de mayo, la comunidad científica anda revolucionada con el descubrimiento de este estado debido al enorme potencial energético que representa. De momento todo continúa en fase de pruebas pero de confirmarse sus cualidades, la emoción estaría totalmente justificada.

La clave es transformar materiales aislantes en superconductores eléctricos, pero, ¿a qué se debe lo de super? Pues a que en este caso y al contrario de los materiales conductores habituales, no oponen resistencia. Es decir, al conducir electricidad no desprenden calor, sonido ni ninguna energía sobrante, lo que los convierte en la eficiencia personificada.

Ya éramos fans de  materiales “futuristas” como el grafeno pero el estado Jahn-Teller nos para incluso más de ciencia ficción. La buena notícia es que de ficción no tiene nada y que si consiguen estabilizarlo a las altas temperaturas que necesita, podemos estar ante una gran revolución en el mundo de la energía.

Como siempre, seguiremos al día de cualquier novedad al respecto.

 

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
1
votos

Comentarios

  • A nivel energético todo es posible si se sabe como hacer. Añadir a este buen articulo que la materia no existe, digamos que materia es la forma en la que los seres vivos percibimos ciertos estados de la energía. Los seres vivos somos “maquinas de medir” , con la información que percibimos a través de nuestros sentidos, nuestro celebro construye los escenarios de nuestro gran teatro llamado Vida.

    Un saludo a toda la comunidad HolaLuz y futura HolaGas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.