Luces de cine

Estamos a nada de los Oscars y todo empieza a “oler a cine”. Se hacen encuestas de favoritos con los nominados, se empieza a hablar de los estilismos que podremos ver sobre la alfombra roja…pero para variar, a nosotros lo que más nos interesa es la luz. No vamos a ser cursis y a caer en hablar de la luz que desprenderán las estrellas de Hollywood ese día, en su lugar, os hablaremos de algunos usos de la luz en el cine. Acomódense en sus butacas.

El expresionismo alemán

Los años 20 fueron la época dorada del cine alemán. Los cineastas alemanes del momento se sacaron de la manga un estilo que ya había triunfado en otras manifestaciones artísticas, lo adaptaron al cine y le dieron una personalidad propia.

Ahí la luz eléctrica jugó un papel importantísimo, creando la principal marca de la casa, los claroscuros. Se trataba de utilizar luces potentes desde ángulos irreales, sin importar si eran los “correctos” o no, es más, mejor si no lo eran. La cuestión era crear luces y sombras muy marcadas que llenaran las caras y los objetos de ángulos y les dieran un dramatismo exagerado, como de tragedia griega.

La dominante de color

En este punto, luz y fotografía unen sus fuerzas. La dominante de color es la tonalidad que se le da a una película en todos sus planos. Se trata de un recurso estilístico y también expresivo, que ayuda a darle el tono deseado al film.

Por ejemplo, las películas románticas tienden a utilizar luces cálidas, en tonos anaranjados, luminosos y alegres, mientras que las de ciencia ficción tienden a las luces frías y los tonos verdosos, azulados, etc. Para conseguir estos efectos de color, son necesarios tanto filtros de cámara y retoques en postproducción como el uso de luces frías o cálidas a la hora de ambientar las escenas.

Recursos varios

A parte de dar ciertos significados y de definir estilos, la luz en cine también sirve para cosas más concretas.

Por ejemplo, si se quiere  generar cierto efecto de tridimensionalidad (ligero, no del que va con gafas y demás) se usa un recurso llamado back light. Se trata de una luz que va por detrás del personaje y sirve para separarlo del fondo o para crear un halo entorno a él.

Luego hay cosas más simples y llanas, como usar luces suaves e indirectas para evitar arrugas e imperfecciones o una iluminación exagerada desde abajo para crear un “efecto linterna”  inquietante y de mal rollo en definitiva.

Como veis, el papel de la luz en el cine no es moco de pavo, y es más, existen miembros del equipo de rodaje que se encargan exclusivamente de ella. Si vais al cine este fin de semana ya sabéis, ¡Toca fijarse en la luz!

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
0
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.