Mentiras de gigantes (II)

mentiras de los gigantes de la electricidad

Tal como os explicábamos en el capítulo anterior, algunas de las medidas que esos “gigantes” toman para contrarestar los efectos de la liberalización del sector eléctrico llegan a rozar el surrealismo. La mala noticia es que esa liberalización todavía no es total y el hecho de que las mentiras no nos cupieran en un solo post no es mucho más esperanzador. Aun así hay que mantener el optimismo, recordando que la información es poder.

 “Nos han comprado”

Tal cual. Así nos lo ha explicado un comercial hace cosa de unas horas. Un colega suyo, perteneciente a una de las grandes, afirmaba que su compañía había comprado a HolaLuz.com.

Esto es mentira. Sin más. Seguimos siendo una comercializadora libre, en todos los sentidos.

Al parecer se trata de un argumento de venta para rebatir nuestra oferta, de forma que el cliente crea que las dos empresas somos la misma. Eso nos anula como alternativa y permite al comercial dar prioridad a lo que en realidad quiere ofrecer, es decir, las tarifas de luz y servicios de su comercializadora eléctrica.

 La política entra en juego

Si la práctica anterior te ha sorprendido, espera a ver ésta, porque no se queda atrás. Algunos comerciales pueden atacar a tu actual comercializadora por el simple hecho de tener la sede central en otra comunidad autónoma. ¿Su argumento? Generarnos antipatía por este motivo diciéndonos que el dinero que les pagamos va a parar a esa zona y que con su compañía se quedaría “en casa”.

 Por si esto fuera poco, también existe la versión (o el “bonus” añadido a lo anterior) en la que nos dicen que estamos pagando un plus porque la empresa, situada en otra comunidad, transporte la electricidad hasta nuestra casa. Esto es totalmente falso, ya que los peajes de acceso  incluyen el transporte y son los mismos en todo el país y para todas las comercializadoras.

Posibles causas

Cómo apuntábamos en el capítulo anterior, una de las causas principales que parecen estar llevando a las grandes comercializadoras al tomar este tipo de medidas, es el miedo. El miedo a perder poder, a la competencia que suponen las pequeñas y a que un día dejen de serlo.

Y es que la liberalización del sector eléctrico empezó en 2003 pero hoy estamos más cerca que nunca de que sea real y total. Por otro lado, es probable que los sistemas anticuados y las enormes redes comerciales que utilizan las empresas que hasta ahora han manejado el sector, tengan mucho ver en todo esto. Dicho de otra forma, es posible que en ciertos casos algunos de sus comerciales utilicen argumentos irreales por su cuenta, sin que la empresa haya dicho nada al respecto.

 En todo caso, recomendamos exigir transparencia y no enseñar ninguna factura de la luz a los comerciales que pasen por casa a puerta fría, ni siquiera si dicen que son de nuestra actual compañía. Como decíamos antes, la información es poder, y nunca se sabe si van a utilizarla en contra nuestra. Y para que sigáis con las espaldas bien cubiertas, aquí os dejamos una tercera parte.

¿Os suena de algo? ¿Tenéis alguna historia que compartir con nosotros?

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
1
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.