Las mil caras del precio de la luz (II)

Como lo prometido es deuda y la cosa va de dinero, aquí está la segunda parte de este monográfico sobre el precio de la luz y su (a veces) complejo universo. Como dijimos en el capítulo anterior y tras repasar las diferencias entre precio fijo y precio variable, hoy hablaremos de por qué la lluvia no afecta a todos los precios, de los descuentos y sus implicaciones ocultas y de otras cosas que debes tener en cuenta para decidir libremente y con toda la información qué tarifa eléctrica es la mejor en tu caso.

La lluvia y las subastas

A principios de año se habló de “la luz más cara de la historia” en España. Como titular no estaba mal y no era falso, pero era incompleto. Creemos que se omitía información, ya que tanto nosotros como otras compañías ofrecemos precios fijos que no se vieron ni se verán afectados y en la mayoría de artículos no se mencionaba esta alternativa.

La tarifa eléctrica que se vió afectada por esta subida del precio de la luz fue el PVPC, la tarifa que varía en función del precio de energía en el mercado mayorista. Es la tarifa que tiene por defecto todo aquel que después de la liberalización de 2003 siga el Mercado Regulado y no sepa que puede cambiar de compañía o bien no haya encontrado una alternativa que le funcione. Como explicamos en la primera parte, como su precio de energía es variable, unos meses será más barata que un precio fijo pero otros meses será más cara.

En enero, el motivo de la subida de enero puede resumirse en que aumentaron los costes de generación, sobre todo por la ausencia de lluvia y viento en esa época. Eso provocó que las centrales eólicas e hidráulicas, que son las que más rebajan los costes de producción, no pudieran ayudar a satisfacer la demanda eléctrica,  así que el grueso quedó en manos de energías no renovables, cuyo coste de producción es más elevado. De ahí que incluso el Gobierno se preocupara por la meterorología y de ahí también que nosotros nos reafirmáramos en seguir ofreciendo estabilidad por encima de un ahorro potencial y variable.

Todo esto afecta a la subasta de electricidad, que resumiendo se basa en la combinación de la oferta y la demanda (producción vs necesidad de consumo) para determinar el precio de la electricidad en el mercado mayorista o pool, en el que todas las comercializadoras compramos la energía necesaria para vender a nuestros clientes finales. Ahora bien, mientras las compañías que ofrecen PVPC venden esta electricidad al precio del pool, sujeto a variaciones, las que ofrecemos un precio de energía fijo compramos la energía a un precio inamovible durante 12 meses (y en nuestro caso, también volcamos al pool energía verde representando a productores de renovables). Es nuestra apuesta anual y nuestra forma de ofrecerte el que consideramos el precio más justo y sencillo posible, para que siempre sepas qué vas a pagar sin tener que estar pendiente de los titulares.

Los cambios regulados y los descuentos

Por otro lado, debes tener en cuenta que tanto las compañías de Mercado Regulado (PVPC) como las de Mercado Libre (precios fijos) tenemos pequeñas partes del precio de energía y del precio de potencia que están reguladas por el Gobierno y que las pocas veces que cambian, nos afectan a todos por igual, como por ejemplo los famosos peajes. Si estos costes regulados no cambian, en Holaluz tienes 12 meses de tranquilidad y previsión.

Otra cosa que puede influir en el precio de la luz son los descuentos, algo en lo que nosotros no creemos. Preferimos ofrecer un precio justo y transparente, sin más ni más y que quien nos elija lo haga porque eso y otros aspectos más allá del precio que enarbolar un luminoso enorme lleno de promesas que en ocasiones tienen doble cara. Cierto es que existen descuentos interesantes pero nuestra recomendación es que siempre te asegures de que no esconden permanencias (hay compañías que no las incluyen en el contrato general pero sí en las condiciones de dichos descuentos) y que pidas toda la información por escrito, con la letra pequeña, si la hay, bien clara.

Lo que te ofrece Holaluz

Como hemos dicho y aunque a priori llame menos la atención que el “dinero gratis”, nosotros ofrecemos tranquilidad en todas sus variantes: la que te da saber lo que vas a pagar mes a mes durante un año como mínimo o que puedes corregir consumo con nuestra prefactura antes de pagar si algo no te encaja; la que consigues sabiendo que si algo no funciona como esperabas, podrás irte sin problemas; la que te proporciona saber que no tenemos políticos en plantilla y que cuando nos llames o nos escribas va a ser otra persona la que te responda e intente darte una solución. Todo eso con energía renovable, para un mercado mayorista cada vez más verde.

A partir de aquí, si hay lgo que no te guste en tu tarifa elctrica actual, en puedes empezar por ver cuánto pagarías con nosotros o como mínimo, tomar conciencia de que si las subidas y bajadas no son lo tuyo, somos muchas las alternativas :)

 

Share on Facebook1Tweet about this on Twitter2Share on LinkedIn0Google+1Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
0
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.