Nikola Tesla, un genio olvidado

La corriente alterna y Nikola Tesla

La historia no ha sido justa con Tesla, uno de los más grandes científicos e inventores de principios del  siglo XX. Todos nosotros tenemos inventos suyos por toda nuestra casa: corriente alterna, motor eléctrico (el que usan nuestras lavadoras y hasta nuestro propio ordenador), radio, mando a distancia,  fluorescentes y hasta la bombilla de bajo consumo. Por todo eso y porque su vida realmente es de película aquí va el homenaje de HolaLuz.com a un gran genio.

Nikola Tesla (1856-1943)

Nikola Tesla nació el 9 de julio de 1856 en Smiljan (Croacia). Hijo de un clérigo ortodoxo y una ama de casa analfabeta pero con una memoria abrumadora. De hecho se dice que Tesla debe su inquietud científica a su madre que realizó varios “inventos” caseros que le facilitaban sus labores domésticas como un batidor de huevos mecánico.

Con una impresionante memoria fotográfica a los 12 años ya impresionaba a sus maestros con su avanzada capacidad para las matemáticas. Sin embargo Tesla tenía serios problemas de salud, hecho que llevó a sus padres a animarlo a seguir la carrera eclesiástica de sus padres para que su salud fuera atendida en el seminario. Sin embargo, consiguió llegar a un acuerdo con sus padres por el cual si sobrevivía a sus enfermedades podría ingresar en ingeniería, cosa que por suerte consiguió.

A pesar de todo y estando ya en Budapest se vio forzado a abandonar sus estudios por motivos económicos y entró a trabajar en una compañía de telégrafos norteamericana. Pero eso no hizo que Tesla se rindiera, es más en 1881 paseando por un parque plasmó los diagramas de un motor polifásico de corriente alterna sobre la arena. Emocionado con su idea no podía dejar de desarrollarla y buscó sin éxito financiación en Europa. Finalmente se vio forzado a acudir a Thomas Alva Edison. Poco después se trasladaba a París para entrar a trabajar en una de las empresas de Edison y en 1888 fue reclamado para trabajar directamente con él en Estados Unidos. Aunque él no lo sabía estaba entrando en la que fue llamada “La guerra de las corrientes” y de la que Tesla resultó ganador con sus descubrimientos. Aún así poca gente recuerda su nombre pero sí recuerda el de Edison.

El por qué de la Guerra de las Corrientes

En la década de 1880 Thomas Alva Edison propició el uso de la electricidad en el ámbito doméstico. A través de pequeñas centrales eléctricas iluminaba pequeñas zonas de Nueva York a través de la corriente continua. Sin embargo su gran imperio empezó a tambalearse por culpa de uno de sus ex-trabajadores, Nikola Tesla, que había desarrollado una tecnología muy superior basada en la corriente alterna.

Edison ya había visto el potencial del invento mientras Tesla estaba en sus filas pero su ego y orgullo hicieron que no le diera la razón. Si a esto le sumamos que Edison había prometido a Tesla 50.000 dólares cuando entró a trabajar en su empresa, tras un año y después de que Tesla no sólo mejorara sustancialmente el trabajo de Edison sino que además desarrolló decenas de nuevas y lucrativas patentes que Edison se apropió se negó a pagarle el dinero prometido alegando que se trataba de una “broma americana”.

A pesar de esfuerzo de Edison para desacreditarle (incluso usó sus influencias para lograr que el uso de la corriente alterna estuviera presente en la silla eléctrica para darle mala imagen), Tesla consiguió el apoyo de George Westinghouse para impulsar su uso y desarrollo. Este hecho supuso la victoria de Tesla, sin embargo a día de hoy a poca gente al hablar de corriente alterna le viene a la mente Tesla. En la mayoría de libros de historia sólo hay espacio para Edison.

Esta guerra dio para mucho (no os preocupéis prometemos contar todos los detalles en otro post) pero no fue la única vez que otro se apropió los inventos de Tesla. Años antes Marconi se erigió como el creador de la radio patentando el descubrimiento de Tesla. El “descubrimiento” de Marconi incluso fue premiado el Nobel en 1909. No fue hasta 1943 cuando la corte suprema de los EEUU reconoció que el invento era de Tesla, sin embargo ya era tarde, Marconi pasó a la historia como el inventor de la radio.

Más de 700 patentes y murió pobre

Los inventos de este genio son tantos que nos falta espacio en este blog para nombrarlos. A pesar de ello, ya fuera por su carácter neurótico , su desorden obsesivo-compulsivo o su afán por mejorar el mundo más que por hacerse rico lo cierto es Nikola Tesla murió solo en una habitación de hotel el 7 de enero de 1943.

¿Conocías la historia de Nikola Tesla? ¿Cuántos de sus inventos tienes en casa? 

 

 

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
12
votos

Comentarios

  • Sin duda alguna un genio que cambio al planeta ; pero estamos en un mundo donde los mas poderosos abusan; de todos aquellos que son mejores que ellos , que lastima que la historia este mal contada para alguna de estos grandes cientificos.

  • Desgraciadamente la Historia la escriben los vencedores;Desafortunadamente para el ing. Tesla, fue despojado de sus meritos y de su verdadero lugar en la Historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.