“No impact man”: la historia del hombre que intentó no consumir

¿Te imaginas pasar un año de tu vida tratando de impactar lo mínimo en tu entorno? Intentando no utilizar energía eléctrica, ni en en tu casa ni fuera de ella , evitando comprar nada nuevo (especialmente cosas no reutilizables) ni siquiera usar detergente o bolsas de plástico. Seguir la máxima de usar lo mínimo y reutilizarlo al máximo puede ser muy duro pero Colin Beavan y su familia pasaron por ello durante un año…y no les fue tan mal.

Este es el trailer de “No impact man” la película de un proyecto que no sólo implica al hombre al que se le ocurre, sino a su mujer y a su hija pequeña.

El largometraje se estrenó en 2009 y tuvo bastante éxito en Sundance y otros festivales norteamericanos independientes. Y ahí reside uno de los méritos principales del proyecto, intentar llevar a cabo una misión de tal calibre en el país más consumista del mundo, Estados Unidos.

Y no, no hablamos de la típica família neohippy acostumbrada a ir en bici a todas partes y a hacer la compra en la granja más cercana. Se trata de una família con un nivel de consumo digamos normalito que se plantea estar un año consiguiendo los siguientes retos, entre otros:

  • No utilizar medios de transporte motorizados.
  • Comprar alimentos producidos a unos 15 km aprox. de su casa, evitando carne y pescado.
  • No ir a restaurantes.
  • No utilizar plástico (ni bolsas, ni envases…)
  • No usar cosméticos ni productos similares.
  • Usar la mínima cantidad de agua posible.
  • Intentar no usar electricidad.

Eso último fue lo más difícil sin duda. O a juzgar por la adicción de la mujer al café de cierta cadena, lo segundo más difícil. Claro está que no lo consiguieron todo de la noche a la mañana y que fueron poniéndose pequeños grandes retos que cada vez iban a más, pero llegaron a un nivel de “no impacto” muy cercano al 0. Y todo para conseguir que la utopía de cuidar realmente el medio ambiente esté un poco más cerca. Para evitar seguir siendo “máquinas de residuos” andantes, por así decirlo.

Se trata de un proyecto muy ambicioso pero nace de preguntas muy simples: ¿Podemos vivir sin todo esto?  ¿O con algo menos? Y tú, ¿te animarías a intentarlo?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
1
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.