Pasado presente y futuro de la energía solar

optimizar_potencia_ahorro_blog copy

Como “defensores practicantes” de la energía verde que somos, no es raro que la niña de nuestros ojos sea la energía solar. Es una de las fuentes de energía renovables más abundantes y sencillas de producir, quizá por eso, a lo largo de la historia han sido muchos los que han intentando darle el protagonismo que se merece. Y no han sido pocos los que han intentado quitárselo (y en ello siguen). Demos un repaso a alguno de los momentazos pasados, presentes e incluso futuros relacionados con la fuente de energía renovable más amada y vilipendiada a este lado del universo.

Lo que pasó

Desde el inicio de los tiempos, han sido muchas las civilizaciones que han “girado” alrededor del sol. Los griegos fueron especialmente fans del astro rey, rindiendo culto a Helios, dios del sol y siendo pioneros, junto a los romanos, en aprovechar la luz del sol de forma consciente, empezando por usar cristal en las ventanas para llenar sus casas de luz natural.

Siglos después, a mediados del siglo XXI el científico francés Horace de Saussare empezó a tener en cuenta sus posibilidades energéticas creando el primer colector solar y abrió camino a la experimentación de muchos de sus colegas, coétáneos y posteriores.

Uno de ellos fue el norteamericano Frank Shuman, un ingeniero considerado uno de los grandes pioneros de la energía solar cuyo papel pudo haber sido clave, de no ser porque sus planes se vieron truncados por el estallido de la Primera Guerra Mundial. En 1913, este hombre, un visionario de los buenos, construyó en Maadi, Egipto la que podemos considerar como la primera central de energía solar de ela historia (la de la foto). Su utopía de una energía limpia y abundante se borró de un plumazo con la destrucción de la central durante la guerra. A eso se le sumó que, una vez terminado el conflicto, el carbón y el petróleo enseguida empezaron a ganar terreno (y a dar dinero, claro). ¿Te imaginas cómo hubiera sido todo si los planes de Shuman hubieran seguido avanzando?

Lo que está pasando

Mucho ha llovido desde entonces, pero a pesar de los esfuerzos por concienciar a la población de que las energías fósiles no son la solución y del avanzado nivel de desarrollo de la energía solar, hay quién todavía no apuesta por ella.

El ejemplo más reciente, el que ocupa la actualidad en España, es el del impuesto al sol, una propuesta del Gobierno actual para cobrar un impuesto a quienes produzcan energía solar en su casa para consumo propio, lo que conocemos como autoconsumo.

Una buena noticia al respecto es que este mismo lunes el Tribunal Superior ha admitido el recurso de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético (PxNME) contra el decreto con el que se aprobó dicho impuesto. Para muchos (nosotros incluídos) es tan ridículo como que alguien quiera cobrarte un impuesto cada vez que haces un bizcocho en tu casa. Ya se ha dado un primer paso en positivo, habrá que ver cómo acaba.

Otro de los apuntes del presente que nos hace tener esperanza es la iniciativa 24 hours of sun de Fronius, compañía líder en energía solar fotovoltaica. Invitan a que cualquiera que lo desee a proponer sistemas para vivir 24h solo con energía solar:

Lo que podría pasar

Y es que para un futuro sostenible, necesitamos un presente responsable y que le pongan puertas al campo o que nos vendan aquello de la excesiva inversión inicial, no juega a nuestro favor.

Somos muchos los que creemos que la energía solar juega un papel clave, tanto a nivel de autoconsumo, como de centrales productoras de este tipo de energía a gran escala, o en forma de gadgets para aprovechar esta energía de forma cada vez más sencilla.

En HolaLuz.com, como comercializadora eléctrica que somos y aunque haya a quién no se lo parezca, encontramos de lo más lógico apoyar a esta energía. Desde nuestros inicios apostamos por el autoconsumo con balance neto, es decir, la posibilidad de ser productores solares domésticos, volcando a la red la energía que produzcamos de más y adquiriendo de una comercializadora la que necesitemos cuando no produzcamos la suficiente para nuestra demanda.

Teniendo en cuenta esto, lo que queda por hacer en el campo de las grandes instalaciones fotovoltáicas y la infinidad de posibilidades que existen en el mundo de los gadgets solares, no entendemos que haya quién le ponga pegas a esta fuente de energía. Cuidar del medio ambiente, crear nuevos puestos de trabajo, aprovechar algo que se va a renovar hasta el infinito y más allá… No, nosotros tampoco le vemos el problema.

Y tú, ¿confías en un futuro solar?

 

Share on Facebook30Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
6
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.