Pon a punto tu aire acondicionado en 5 pasos

Print

Voy a ponerte en situación por si te sientes identificado: el calor ha llegado de repente a nuestras oficinas, sin avisar, sin que nadie lo llamara (o no tan fuerte) y nos ha pillado desprevenidos. Podemos quitarnos ropa hasta cierto punto pero no habíamos caído en la clave del verano: poner a punto el aire acondicionado. Y aquí estamos, por no ser previsores, “sufriendo” las consecuencias que pretende evitarte este post si aún estás a tiempo

1. Localiza el manual de instrucciones

Parece algo muy tonto pero como suele pasar, las cosas más obvias son las que más necesitamos que nos recuerden. Tener a mano el manual del aparato (o aparatos) en papel o tratar de buscarlo en internet si no somos demasiado organizados, nos ayudará en los pasos siguientes.

2 . Extrae y limpia el filtro

Este componente es el que se encarga de garantizar la pureza del aire, así que es importante prestarle atención. Con la ayuda del manual y un poco de maña podremos localizarlo y  extraerlo. Para limpiarlo bastará con darle un cepillado bajo el grifo. Lo ideal sería hacer esto cada mes, sobre todo si tenemos alguien propenso a las alergias en casa, pero la limpieza más importante es la del inicio de temporada.

3. Limpia la carcasa del split

O los splits. Los aparatos por los que sale el aire frío son otra de las claves y es muy importante que estén libres de polvo y suciedad acumulados durante el invierno. Pasa un paño humedecido con agua y jabón neutro por el interior y exterior de la rejilla y después pásale otro paño seco.

4. Cuidado a fondo para manitas nivel avanzado (o para un profesional)

Si hasta ahora lo estás viendo todo tan fácil como atarte los cordones y eres un animal de gran superficie de bricolaje, puede que estés listo para ir más allá. Si no es así pero igualmente crees que tu aire necesita un repaso más a fondo puedes contratar a un profesional. Sea como sea el siguiente nivel consistiría en:

  • Desinfectar el radiador para eliminar ácaros y bacterias varias.
  • Limpiar la bandeja de condensados, un lugar en el que se depositan residuos sólidos que conviene ir eliminando.
  • Eliminar posibles obstrucciones en el tubo de desagüe.
  • Comprobar las presiones de gas refrigerante y medición de salto térmico (la diferencia entre la temperatura del aire cuando entra y la que tiene cuando sale).

5. Bonus: consejos para un buen uso

Una vez tengas los aparatos listos para la acción, recuerda que:

  • La temperatura mínima debería estar entre los 26ºC y los 24ºC, todo lo que baje de ahí sólo puede traerte resfriados y enemistad con los habitantes “sensatos” de la casa.
  • No olvides los toldos, persianas y cortinas para evitar el sol en las horas clave (entre las 12 y las 16h). Usarlos adecuadamente puede suponer un ahorro de hasta un 30% en el consumo de tu aire acondicionado.
  • Aprovecha las horas más frescas de la mañana y de la noche para ventilar y luego, mantén cerradas puertas y ventanas a cal y canto.

Cómo lo ves, ¿te da tiempo? ¿O ya lo tenías todo preparado para recibir al verano?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
0
votos

Comentarios

  • Hola Laura

    ¿Me puedes recomendar algún instalador en Barcelona para revisar mi aire acondicionado?

    Gracias,

    Cris

    • Hola Cristina,

      Lo siento pero no disponemos de referencias concretas o una base de datos que podamos pasarte, lo mejor, eso sí, es que compares varios presupuestos antes de decidirte por uno. Siento no poder ayudarte más, gracias por leernos, un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.