“Por qué me cambié de compañía de la luz”, obra en 3 actos

Print

Hoy se celebra el Día Mundial del Teatro y en HolaLuz.com queremos celebrarlo explicandoos el caso de una clienta en 3 partes, cortas, concisas y sin intermedio. Empieza como una tragedia pero por suerte al final se convierte en algo bastante cercano a una historia romántica. Veamos si te identificas con el personaje.

Introducción

Paula y su familia viven en un piso de tamaño medio en un barrio corriente. Tanto ella como su pareja trabajan a jornada completa y no tienen grandes lujos pero sí dos pequeñuelos a los que consideran sus pequeños tesoros.

Cocinan y calientan su casa con gas, utilizan bombillas de bajo consumo y su mayor dispendio energético son las lavadoras semanales. Aun así sus facturas son desorbitadas y no entienden muy bien por qué.

Como muchos usuarios Paula le echa la culpa a las constantes subidas de la luz pero cree que no puede hacer nada. Es más, sólo ha hablado una vez con su compañía eléctrica y el mero hecho de pensar en volver a intentarlo se le hace un mundo. Nunca se ha planteado si tiene alguna alternativa y todavía no sabe nada de esto:

Nudo

Un día invitan a cenar a unos amigos y sin saber muy bien cómo la conversación deriva hacia la factura de la luz. Ellos tienen prácticamente los mismos aparatos eléctricos que Paula pero sus facturas son bastante diferentes. Para empezar,  su comercializadora es otra y ahí ella empieza a alucinar.

Se entera de que puede elegir comercializadora y de que existe un precio inferior al que pagan del que podrían disfrutar, la tarifa TUR. Lo mejor del caso es que revisando facturas ven que se la han estado aplicando hasta cierto momento y a partir de un recibo en concreto, les ponen un precio más caro.

Nadie les ha llamado para comunicarles el cambio y en ningún momento les han dicho que les sobra potencia contratada. Tampoco les han ofrecido otras opciones de ahorro.

Desenlace

Al día siguiente Paula y su chico se ponen a investigar un poco y descubren un mundo de opciones para contratar su electricidad. En principio se deciden por la compañía de sus amigos y les llaman. Lo primero que les sorprende es que tras el teléfono hay una persona que habla como tal.

Paula le cuenta la situación y esa persona le da varias opciones, afirmando que aunque las constantes subidas hagan difícil el ahorro,  en su caso es posible hacer un par de modificaciones con las que se abaratará bastante su factura. Entre otras cosas no van a cobrarle el servicio de mantenimiento mensual que nunca utilizó y que religiosamente le cargaba su anterior compañía.

La llamada termina prácticamente entre bromas y no lo dudan ni un segundo, rellenan un formulario online y todo se pone en marcha.

Paula no es nadie en concreto y podemos ser todos en general, por eso una de nuestras preguntas clave es…¿Sabes quién es tu compañía eléctrica?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
0
votos

Comentarios

  • Yo me cambié de compañía por 2 motivos principalmente.

    1.- Pasar de unas tarifas del mercado libre muy altas (creo que me aplicaban las más altas, eso sí con un descuento del 15% en la potencia) a la que iguala la TUR. Voy a comparar este año 2014 el ahorro que supondría estar con mi anterior compañía y estar en HolaLuz; de momento sólo llevo 1 recibo y el ahorro es de 42,99 euros, y para el mes de marzo estimo un ahorro de alrededor de 50 euros. Es fácil calcular esto con una simple hoja excel y entender cómo funciona la factura de la luz.

    2.- Me [palabra más fuerte que fastidia] mucho estar pagando las jubilaciones doradas de ciertos personajes de la política, tanto de un signo como de otro. Van a seguir chupando de mi factura, porque el importe que pago no es sólo de la comercializadora (la productora y la distribuidora no cambian y se llevan una parte importante), pero algo es algo.

    Y después del cambio, me he dado cuenta de otras 2 cosas: que se comprometen a que la energía que llega a tu casa sea “verde” (es decir, que provenga de energías renovables) y también que es muy importante la atención al cliente.

  • Yo me cambié a Holaluz por la segunda razón del comentario anterior pues no pagaba mucho, aunque sí un poco más que ahora y porque la energía es 100% verde, por el trato personal, las vías de contacto hasta en Twitter, la facturación en meses naturales… Vamos, que hay tantas razones que no entiendo por qué no lo hice antes.

    Es lo mismo, pero no lo es. En realidad no tiene nada que ver.

    • Hola Carola,

      Muchas gracias por tu confianza :) Aunque no nos lo pongan fácil seguimos erre que erre, empeñados en ser lo más diferentes posible de lo que habéis conocido hasta ahora. Un saludo.

  • Con todos mis respetos Ricardo, pero si te han asegurado que la energía que vas a consumir es verde por estar con ellos, te han engañado.

    La energía va a ser la misma que consumirías con cualquier otra compañía, verde o no.

    ¿Porqué? La línea eléctrica es la misma para tí y para tus vecinos. Por lo tanto, la electricidad que llega tiene el mismo origen.

    La diferencia es que con las compañías verdes, al menos en teoría, se fomentan las energías renovables.

    http://blogs.elpais.com/eco-lab/2012/02/merece-la-pena-contratar-energia-verde.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.