¿Preparados para dormir una hora menos?

Adelantar una hora el reloj

 

 

Ya está aqui el último domingo de marzo y con él la entrada en vigor del horario de verano. Con el objetivo de ahorrar energía todos los países de la Unión Europea deberemos adelantar una hora nuestros relojes la noche del sábado al domingo, en concreto las 2:00h del domingo se convertirán en las 3:00h.  ¿De dónde surge esta medida? ¿Por qué España no está en el huso horario que le pertenece? ¿Ahorra energía realmente la medida?

 

 

 

El origen

El cambió de hora nace durante la primera guerra mundial, cuando algunos de los países implicados decidieron adoptar esta medida con el objetivo de ahorrar combustible. En 1973, con la llegada de la crisis del petróleo, la historia se repitió y la mayoría de los países industrializados decidieron adoptar la misma situación.

Fue en 1974 cuando España decidió adoptar el cambio de hora. A día de hoy esta medida se encuentra regulada por la Directiva Europea 2000/84/CE y el Real Decreto 236/2002 que dictan, entre otras cosas, los cambios de hora cada último domingo de marzo y octubre.

El curioso caso español

Pocos de vosotros sabréis que el horario oficial de España está adelantado 60 minutos desde que Franco sincronizó su reloj con el de Hitler en 1940. ¿Sorprendidos?

El 16 de marzo de 1940 Franco decidió hacer un guiño a Hitler y adelantar el horario oficial en España una hora para igualarlo al de Alemania. Hasta entonces, nuestro horario iba ajustado al Meridiano de Greenwich, que es el que le corresponde por su longitud geográfica. Es decir que en estos momentos España se encuentra en un huso horario que no le corresponde suponiendo un desfase de 1 hora, cuando entra en vigor el horario de verano ¡nuestro desfase es de 2 horas!

España es el único país europeo que vive con la hora cambiada y desajustada respecto a las horas de luz y oscuridad naturales que le corresponden. Eso explica entre otras cosas por qué comemos y cenamos más tarde que nuestros vecinos europeos ¡Nuestros abuelos y bisabuelos comían a la hora que tocaba!


El ahorro energético

El objetivo de esta medida es el ahorro de energía ¿pero se produce realmente? Existen pocos estudios al respecto y los que hay son contradictorios.  Así que os damos los dos puntos de vista y ¡juzgad vosotros!

Sus defensores indican que la medida produce un ahorro de energía real. El Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) el ahorro doméstico en iluminación puede ser de un 5%. La Comisión Europea cifra este ahorro en 250 millones de euros. Lo cierto es que verificar estos datos resulta prácticamente imposible puesto que se deben comparar los consumos energéticos con y sin cambio horario, pero el cambio existe y por tanto sólo puede hablarse de estimaciones.

Sus detractores no niegan que la medida era efectiva cuando se creó ¡en 1917! En ese momento la mayoría de la población trabajaba al aire libre por lo que aprovechar al máximo las horas de sol producía un ahorro evidente. Sin embargo, en la actualidad, la mayoría de la población trabaja en el interior de una oficina, comercio o industria donde el consumo energético no varía puesto que la iluminación es siempre la misma (sea invierno o verano). Un estudio desarrollado en 2008 por  Matthew Kotchen y Laura Grant, de la Universidad de California en Santa Bárbara, concluyó que el gasto energético en el hogar aumenta con el cambio horario puesto que se produce un mayor uso del aire acondicionado cuyo gasto energético supera al de la iluminación.

Y vosotros ¿qué pensáis? ¿vale la pena dormir una hora menos? ¡Queremos saber tu opinión! Déjanos un comentario,envíanos un e-mail  o dinos tu respuesta en Twitter o Facebook.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
0
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.