El PVPC sube, el Gobierno impide que la luz baje… y en Holaluz todo sigue igual

 El PVPC sube, el Gobierno impide que la luz baje… y en Holaluz todo sigue igual

Ha vuelto a pasar. Un año más y a pesar de las bajas temperaturas, el sector eléctrico empieza el mes de enero calentito. A la tendencia alcista del PVPC, que ha provocado una subida constante del precio de la luz desde el pasado verano, le sumamos la negativa del Gobierno a fomentar el autoconsumo eléctrico en particular y su veto a cualquier medida que haga bajar el precio de la luz en general. Te explicamos los motivos de todo ello y por qué ahora, más que nunca, creemos en la estabilidad y en que #OtraLuzEsPosible.

La subida de la luz y el PVPC

Con la subida de la luz nos da un poco la sensación de vivir en el Día de la Marmota, hasta el punto de que ya no sabemos si es noticia o si se trata de algo constante. Desde el pasado verano y si hablamos del PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor), esto último es cierto, si tenemos en cuenta que el coste de energía de esta tarifa va en función del precio de la electricidad en el mercado mayorista hora a hora y que éste lleva subiendo desde julio.

Actualmente el precio de energía del PVPC está en 0,13692 €/Kwh, el más alto desde que se puso en marcha esta tarifa en abril de 2014., algo que encarece la factura de la luz en un 32% respecto a enero del año pasado y altera una media de 2016 que hasta los últimos meses se había mantenido muy competitiva.

El precio actual se debe, en gran medida, al aumento en los costes de generación, ya que en la última parte de 2016 e inicio de 2017 la ausencia de lluvia y viento ha provocado que las centrales eólicas e hidráulicas, que son las que más rebajan los costes de producción, no ayuden a satisfacer la demanda, de manera que el grueso queda en manos de energías no renovables y más caras de producir.

La negativa del Gobierno al autoconsumo

Entre energía eólica y energía hidráulica se consigue cubrir un 25% de la demanda eléctrica de España, mientras que la energía solar solo representa el 2% (en uno de los países del mundo con más horas de luz solar al año). Y eso que hablamos de placas solares fotovoltaica,s que vierten la energía producida al mix general, no de autoconsumo. Ahí la cosa está peor.

Tal como refleja El periódico de la energía, según este informe de la Secretaría de Estado de Energía en respuesta a la Proposición de Ley 122-17 CPL 2360 sobre medidas urgentes de fomento del autoconsumo eléctrico, el Gobierno vetará cualquier medida que haga bajar el precio de la luz o fomente el ahorro de energía eléctrica. Su argumento: “tendría un impacto presupuestario por una menor recaudación tributaria (menor recaudación del impuesto sobre el valor añadido (IVA), impuesto especial de electricidad e impuesto sobre el valor de la producción de energía eléctrica)”. En resumen, si lo dicho en este informe se mantiene, prohibirán el autoconsumo y cualquier otra medida de ahorro energético por qué supondría recaudar menos impuestos.

Si esto fuera cierto y no hubiera vuelta de hoja, algunos dirían que no queda más remedio que  comprenderlo, ya que los impuestos son necesarios para sufragar gastos comunes, pero según muchos expertos, como por ejemplo Jorge Morales de Labra y bajo nuestro punto de vista, todo esto se está enfocando en una sola perspectiva y no es la adecuada.

El Gobierno no está teniendo en cuenta los beneficios fiscales del autoconsumo, empezando por los derivados de los potenciales puestos de trabajo asociados a éste y siguiendo por algo tan inmediato como el IVA que se obtendría por la simple puesta en marcha del autoconsumo fotovoltaico. Por no hablar de algo tan simple como el ahorro que supondría para las administraciones que los edificios públicos funcionaran con autoconsumo eléctrico. Y algo por desgracia más lejano pero no menos importante, los beneficios de la energía verde para el medio ambiente y por tanto para todos nosotros.

Con estos y otros argumentos, los partidos que apoyan el fomento del autoconsumo preparan un contrainforme con el que esperan dar réplica. Y tienen todo nuestro apoyo, porque como compañía eléctrica de energía verde, apoyar el autoconsumo nos parece lo más lógico.

¿Por qué en Holaluz todo sigue igual?

Como decíamos más arriba, en la primera mitad de 2016, el PVPC, que se basa en un precio variable, fué muy competitivo, pero la subida de la segunda mitad (que sigue con la misma tendencia al inicio de 2017) nos lleva a seguir apostando por la estabilidad de nuestro precio fijo para clientes domésticos. En todo caso, es nuestra apuesta, pero lo importante es que conozcáis todas las opciones para que decidáis libremente cuál elegir. Ante todo, ¡sabed que podéis elegir!

Por otro lado, en el PVPC se aplica un margen comercial en el precio de potencia, el fijo que pagas cada mes por la potencia contratada que tienes. Nosotros en todas nuestras tarifas fijas,  aplicamos el precio base fijado por el BOE (lo que se llama peaje de acceso), que hasta el 31/07/2017 será de 38,043585 € por kW de potencia contratada al año. A ese precio base, en el PVPC se le sumaba 4€/kW al año en sus inicios, mientras que actualmente y a falta de que se apruebe su recálculo, se habla de unos 5,27 €/KW al año.

Respecto al autoconsumo, como decimos, seguimos apoyándolo como venimos haciendo desde el primer día. Y es que no entendemos a aquellos que nos dicen que es tirar piedras contra nuestro propio tejado.

Nosotros siempre hemos tenido claro que trabajaremos para ofrecer la mejor energía posible. Eso quiere decir que hasta ahora lo hemos hecho representando a plantas de energía renovable y comercializando energía, pero que en cuanto sea posible lo haremos trabajando por y para el autoconsumo, que junto al vehículo eléctrico va a ser nuestro tema estrella en 2017.
Y tú, ¿lo tienes claro? ;)

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn2Google+3Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
236
votos

Comentarios

  • Me parece una demagogia total. Yo tengo el PVPC con DH y he pagado entre el 1 de enero de 2016 y 31 de diciembre de 2016 un precio medio de 0,0899 €/kWh. Tengo 4.6 kW y he pagado de margen de comercialización 18,4€ en el año. Si hubiera sido cliente de Holaluz, teniendo la tarifa OtraLuzEsPosible (tarifa que, por cierto, aumenta vuestro margen reduciendo el ahorro del cliente) habría pagado en margen de comercialización 118,96€.

    Asumamos que no hubiera tenido discriminación horaria: el precio medio del PVPC del 2016 ha sido 0.104413 €/kWh. Con OtraLuzEsPosible habría pagado 66,9€ más. Creo que la “Estabilidad” que garantizáis es más un atraco que una ventaja.

    Habéis cambiado. Ya no sois lo mismo que antes.

    • Buenos días Fernando,

      Disculpa, sentimos que tengas esa opinión pero en todo momento dejamos claro que el precio de energía del PVPC puede ser y ha sido más barato que nuestro precio de energía: “Y si bien es cierto que el PVPC estuvo por debajo de los precios fijos en los primeros meses de 2016, en la última parte del año pasado y en lo que llevamos de 2017, ha ido por encima y se espera que siga subiendo”. Por otro lado, te mostramos que ahora mismo el PVPC es bastante más caro (el nuestro 0,123 €/kWh frente a sus 0,144501 €/kWh). Respecto al margen de comercialización, por favor nos gustaría que detallaras y documentaras tu afirmación de que la tarifa OtraLuzEsPosible aumenta nuestro margen reduciendo el ahorro del cliente y de donde salen los 118,96€ (y los 18,4€ que has pagado con PVPC). Nuestro margen está únicamente en la energía, mientras que en el PVPC se encuentra tanto en energía como en potencia, con lo cual el margen comercial que has pagado no es únicamente de 18,4€, corrspondiente solo a potencia. Por otro lado, como ves en este artículo, se prevé subir ese margen y refacturar en consecuencia, si bien el aumento sería reducido: http://cincodias.com/cincodias/2017/01/02/empresas/1483377609_774754.html. A eso nos referimos con tranquilidad, nosotros acordamos con nuestros clientes un precio fijo durante 12 meses, siempre el mejor posible y al margen de refacturaciones, subidas y sí, bajadas. Tampoco les cobramos por mantenimientos o similares. No tenemos permanencia, así que si por algún motivo les compensa cambiarse, pueden hacerlo libremente. Por todo esto y por los más de 80.000 clientes que confían en nosotros, comprenderás que no podríamos permitirnos “atracar” ni engañar a nadie. Como decíamos, agradeceríamos que nos demostraras lo que afirmas sobre nuestro margen. Un saludo.

  • Seria bueno que alguna asociacion de consumidores mirase un recibo de consumo de energuia electrica , y compruebe el cobro que hacen..pone ” impuesto energuia”..son unos €..segun consumo..este impuesto se suma conlos demas cobros y se aplica el 21% de I.V.A., y nadie ve este rateo…

    • Buenos días Luis,

      Efectivamente, el impuesto eléctrico, que va a parar a ayudas a la minería del carbón y que por tanto no cobramos las comercializadoras (aunque lo recaudemos), es un impuesto al que luego se le aplica otro impuesto, el IVA. Nosotros también lo consideramos injusto y estamos pendientes de que se revise como se comentó hace un tiempo. Un saludo y gracias por leernos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.