¿Realidad o ficción? La bacteria que come electricidad

abril_mayo

Normalmente intento no juzgar demasiado lo que comen los demás, pero creo que estaréis conmigo cuando digo que lo de esta bacteria no es muy normal. Hasta ahora habíamos visto animales bioluminiscentes y plantas que se comunican mediante electricidad, pero yo por lo menos nunca me la había imaginado como parte del menú de ningún ser vivo. Podría ser el argumento de la última película de James Cameron pero se trata de algo 100% real, firmado por la Universidad de Harvard.

 ¿Cómo lo hace?

Según ha descubierto un equipo de investigadores de dicha institución, a este microscópico ser vivo, la Rhodopseudomonas palustris, no sólo no le hace “daño” la electricidad sino que además le alimenta y de que manera. Supone la base de su menú diario y además se le puede aplicar el refrán de Juan Palomo, porque ella sola se lo guisa y se lo come.

Esta pequeñina, que además es bastante común, usa la conductividad natural del terreno que la rodea para extraer electrones de los minerales del subsuelo. Y lo mejor es que lo hace a distancia, para quitarse el sombrero.

El proceso se llama EET (Transferencia Extracelular de Electrones), basada en el movimiento de electrones dentro y fuera de las células, de forma que estos bichejos son capaces de metabolizar esos electrones y convertirlos en su nutriente principal.

Una dieta rica en hierro

Los científicos han sabido que, aunque la Rhodopseudomonas es capaz de extraer los electrones de varios minerales diferentes, tiene una cierta tendencia a  elegir el hierro. Se sabe, además, que ese mineral lo encuentran en sedimentos enterrados muy por debajo de la superficie, lugar donde habitan.

Y por si eso no os parecía hilar demasiado fino, hay algo más. Estos expertos han ido más allá, hasta descubrir el gen que permite absorber y procesar los electrones y aislarlo. ¿Os imagináis como debe ser el gen de una bacteria? Yo tampoco.

El caso es que nuestras diminutas protagonistas lo tienen todo muy bien montado: viven en la superficie para obtener la energía del sol y extraen los nutrientes de los electrones minerales sin tener que bajar a por ellos.

En fin, ¿Todo muy apetecible, verdad? Si vuestra dieta os parece dura…siempre podéis acordaros de la bacteria come-electrones ;)

 

 

 

 

Share on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
3
votos

Comentarios

  • Hola, soy estudiante de Gestión Internacional, y me encuentro realizando mi proyecto de grado, acerca del mercado eléctrico en España. Para lograrlo me gustaría pedir su colaboración: consiste en contestar esta encuesta que solo tomará unos minutos. Es importante destacar, que esta información no tiene carácter comercial, solo fines academicos y sus datos permanecerán anónimos. http://questionnaire.iae.univ-poitiers.fr/index.php?r=survey/index/sid/337536/lang/es

  • Quisiera saber como afecta a los usuarios que tenemos contadores ‘inteligentes ‘ sus tarifas de electricidad. Gracias.

    • ¡Hola Zepolinotan! Si tienes un contador “inteligente” telegestionado, con nosotros puedes estar más que tranquilo ya que no aplicamos Tarifas por horas a nuestros clientes domésticos. Creemos que este tipo de tarificación no tiene mucho sentido para un hogar ni una familia “standard” porque no vemos demasiado práctico el hecho de tener 8.760 precios de energía anuales diferentes ni el hecho de no poder comparar si os saldría más a cuenta o no tener estos precios variables.
      Si quieres más información, puedes darle un vistazo a este otro post ;)
      Esperamos haberte sacado de dudas. ¡ Que tengas un buen día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.