Receta para una cocina de primavera eficiente

cocina eficiente

Le decimos adiós  a la Semana Santa y hola a una primavera en la que nos encontramos de lleno. La subida de las temperaturas hace que nos apetezca hacer cosas al aire libre, ya sea leer, tomar algo o dormir la siesta. ¿Por qué no añadimos cocinar a esa lista? Nos ayudaría a salir de la rutina y es sólo una de las muchas cosas que podemos hacer para conseguir una cocina de primavera más eficiente.

A tomar viento fresco

Si os lo tomáis en el sentido literal no es una frase nada vulgar, es más, es totalmente recomendable. Ahora que el sol todavía no derrite las aceras y nos calienta  a una temperatura ideal, llega el momento de tomar las calles. Y los jardines, y los patios y las terracitas y los balcones…

Si no disponéis de esos espacios en casa, seguro que encontráis áreas de picnic o similares. La cosa es abandonar un poco los fogones y aprovechar los fines de semana, por ejemplo, para cocinar al aire libre. Barbacoas, fuegos a tierra y cocinas portátiles por el estilo dejarán descansar a vuestras vitrocerámicas, extractores y demás electrodomésticos “cocineros” y probablemente lo notaréis en la siguiente factura de la luz.

Los platos fríos ganan terreno

En invierno el cuerpo nos pide sopas, estofados y todo tipo de guisos de cuchara que saben mejor cuándo más tiempo se les dedica. Eso supone grandes ollas hirviendo durante mucho rato y tener a nuestras vitrocerámicas a pleno rendimiento día sí día no.

Con la llegada del buen tiempo, nuestro paladar se abre a cosas más ligeritas y no nos importan tanto eso de “comer caliente”. Lo que también se abre, de par en par, es el surtido de frutas, verduras y hortalizas disponibles, algo que nos permite combinarlas y comerlas de mil formas distintas sin tener que elaborarlas demasiado.

Ensaladas, picadillos, cremas frías, zumos…las posibilidades son infinitas y en la mayoría sólo vamos a necesitar la energía de nuestras manos cortando y removiendo ingredientes.

Clàsicos para todo el año

Hay dos aliados del ahorro energético a la hora de cocinar que se deben tener en cuenta todo el año y la primavera es una época tan buena como cualquier otra para darles protagonismo. Hablamos de la olla a presión y del microondas.

Ambos reducen los tiempos de cocción y aunque el segundo tenga cierta mala prensa, es un gran aliado que puede hacernos ahorrar hasta un 70% del tiempo y el dinero que empleamos para cocinar un plato determinado, casi nada.

Además, para que veáis que hace más cosas que calentar vasos de leche y sobras que han pasado por la nevera, os dejamos algunas de las mejores delicias al microondas en taza. ¡Quién diría que se han hecho como se han hecho!

Y hasta aquí nuestros trucos de cocina eficiente, queda claro que la primavera es para los ahorradores, ¿No? :)

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
1
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.