“Renacidos” gracias al poder de la electricidad

renacido_blog copy

Callejas, Últimos Supervivientes, tíos duros del mundo en general, temblad, porque este fin de semana Leonardo DiCaprio ha llegado a nuestras pantallas. Él y su mala pinta tras enzarzarse con un oso pardo e intentar sobrevivir, caer a los infiernos y volver a renacer, milagrosamente. Hoy se estrena “El Renacido”, la película que, si las quinielas no fallan, consagrará al actor con su tan ansiado Oscar. Simular que “vuelves a nacer” o que resucitas bien merece un Oscar, si bien las películas de gente que vuelve a la vida (estando más cerca de la muerte que Di Caprio) no suelen estar muy bien consideradas por la academia. Sea como sea, hoy queremos aprovechar para revisar algunos de esos largometrajes en los que se obra el milagro, en concreto aquellos en los que se utiliza la electricidad.

“Frankenstein”: el padre de los renacidos

Aunque técnicamente solo “nace”, este muerto por partes devuelto a la vida inició en el cine lo que había iniciado en la literatura la novela que lo dio a conocer años antes (y que sentó las bases de la ciencia ficción).

Aunque lo hemos visto en varias versiones, el Frankenstein de la Hammer es el más mítico, el que todos tenemos en la cabeza, un ser entre entrañable y malrollesco, que seguramente no sea todo lo oscuro que imaginó Mary Shelley, autora de la novela. Y es que este buen hombre estaba formado por partes de varios cadáveres diferentes y “devuelto” a la vida en forma de un solo indivíduo, de la mano del estudiante de medicina Víctor Frankenstein. El detalle a destacar es que, una vez unidas las partes, cosidas a lo loco, lo que hace cobrar vida a semejante engendro es una descarga eléctrica.

Lo mejor del caso es que tanto antes como después de la publicación de la novela, en 1818, varios científicos, con principios, digamos, cuestionables, habían experimentado con electricidad y medicina, tanto para intentar resucitar a personas fallecidas como para objetivos más realistas, como recuperar extremidades paralizadas y cosas un poco más light. Aunque todo esto quedó en charlatanería, la medicina actual se ha servido de cosas inspiradas en estos años oscuros, como el desfibrilador, que hace una especie de “reset” del corazón a partir de una descarga eléctrica.

“Resucitados” (The Lazarus effect, 2015): animales devueltos a la vida

En este caso, los seres que vuelven a la vida están enteros pero no son humanos, sino animales. Esta película cuenta la historia de un grupo de investigadores de la Universidad de Berkeley, creadores de un suero llamado Lázaro que combinan con descargas eléctricas para intentar devolver a la vida animales muertos.

Podría parecer algo de serie B ochentera pero hablamos de una película del año pasado que cuenta entre sus protagonistas con una actriz, digamos, comercial, como es Olivia Wilde. Lo sé, no por ello da menos grima.

Electricidad y zombies

Desde hace un tiempo vivimos una época dorada en lo que a zombies se refiere. Series como The Walking Dead tienen gran parte de responsabilidad en este aspecto pero la tradición zombie en el mundo audiovisual se remonta a los años 50 y 60, con nombres tan míticos como George A. Romero, director de la mítica “La noche de los muertos vivientes”, de 1968.

El zombie más básico es aquel no-muerto que resucita mediante un rito de vudú, es decir, el llamado “zombie haitiano” (debido a los ritos de resurrección de los muertos, típicos de Haití), pero en “El regreso de los muertos vivientes”, de 1993, estos seres del averno devoran cerebros con el objetivo de conseguir la electricidad de las neuronas. Aunque ya conocemos algunos usos de la electricidad en nuestro cuerpo, aquí el motivo se nos escapa, ¿acaso metabolizan esa electricidad en forma de alimento? ¿o bien les sirve para ir un poco más rápido y llegar a conseguir la velocidad de los zombies corredores de “28 días después”?

Si conoces la respuesta y puedes iluminarnos o bien si te apetece aportar tu película con resurrección eléctrica preferida, ¡esperamos tus comentarios!

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
0
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.