6 Tradiciones navideñas diferentes: siempre hay otra manera de celebrar la Navidad

Tradiciones navideñas diferentes

Si nos sigues a menudo sabrás que nuestro leitmotiv de los últimos meses es “Siempre hay otra manera de ver las cosas”. Nosotros lo aplicamos al sector energético pero en realidad creemos que es una filosofía de vida aplicable a todo. Incluso a la Navidad. Y es que las tradiciones navideñas que ya conocemos están muy bien pero… ¿no sería más divertido disfrutar de las fiestas desde otra perspectiva? (no, no nos referimos a ponerte debajo del árbol). Hoy te proponemos estas tradiciones navideñas diferentes de distintas partes del mundo, por si te animas a ver la Navidad de otra manera ;)

Pasar la Nochebuena leyendo (Islandia)

La cena de Nochebuena es una de las citas más importantes y entrañables del calendario navideño prácticamente en todo el mundo (por mucha pereza que te dé soportar el despliegue cuñadismo).

Islandia no es una excepción, pero en lugar de una larga sobremesa dándolo todo con los villancicos y los turrones, ellos pasan esta noche tan especial leyendo. A esta costumbre la llaman Jólabókaflód, que podríamos traducir como “Inundación de libros en Navidad”. Suena bien, ¿verdad?

Todo empezó en la Segunda Guerra Mundial, una época en la que era complicado importar productos del extranjero, algo más que necesario en la isla. Esto hizo menguar los recursos y por supuesto, afectó también a los regalos de Navidad. Aun así, pudieron mantener la fabricación de papel en la isla a bajo coste, así que decidieron empezar a regalarse libros por Navidad.

Esta costumbre se mantiene desde entonces y es uno de los motivos por los que Islandia es el país en que se publican más libros por habitante en todo el mundo (5 nuevos títulos por cada 1000 habitantes).

Comer Kiviak, un plato navideño para valientes (Groenlandia)

Seguimos en el norte pero pasamos a la mesa. Cuando pensamos en Navidad es inevitable pensar en comida y de la buena: dulces especiales, aperitivos exquisitos, carnes selectas… Con ese último calificativo deben describir los Groenlandeses su Kiviak pero desde el resto del mundo podemos decir sin miedo a equivocarnos que es el plato navideño más desagradable que existe.

Vamos a explicar lo que es para que compruebes que es algo objetivo: hablamos de un montón de pájaros fermentados durante meses en el interior de una foca a la que se le han vaciado las tripas y que se sella con grasa una vez “rellena”.

Se trata de una tradición navideña esquimal, un manjar salvaje, una especie de despensa/conserva animal para paliar la escasez de caza y pesca en el duro invierno groenlandés… excusas que quizá podrían convencer a El Último Superviviente de que lo probara pero no al resto de mortales. ¿O te atreverías?

Preparar y batir el Christmas Pudding (Reino Unido)

Afortunadamente en el resto del mundo las comidas navideñas son bastante más apetecibles. En el Reino Unido el postre navideño de cabecera es el Christmas Pudding (Pudding de Navidad), un dulce a base de pan de leche, cargadito de fruta confitada, especias y un montón de ingredientes más, entre ellos el brandy con el que se rocía para darle el toque final, el flambeado.

Aunque tiene un montón de costumbres asociadas a su preparación, una de las más populares es batir la mezcla de ingredientes mientras se pide un deseo (¡los british aseguran que funciona!). En muchas casas también se esconden monedas dentro del pudding, que darán buena suerte para el año que comienza a quien las encuentre. En fin, es una bomba de calorías pero, ¿a quién le importa si te da más alegrías que un décimo de lotería de Doña Manolita?

Ver el especial del Pato Donald en Nochebuena (Suecia)

Ni galas eternas con estrellas de la canción inmortales, ni especiales de dúos cómicos, ni discursos de monarcas: en Suecia, el rey de la tele en Nochebuena es el especial del Pato Donald.

Desde 1959 este simpático personaje Disney, conocido en Suecia como Kalle Anka, se ha convertido en toda una referencia navideña que reúne a todas las familias del país en el sofá, después de la cena y antes de que Santa Claus empiece su ronda.

Muy tierno a la par que curioso, ¿no?

Vivir una Nochebuena romántica (Japón)

Y si en Suecia la Nochebuena tiene un ambiente familiar y más bien infantil, en Japón demuestran que son los reyes del “Siempre hay otra manera de ver las cosas” con su peculiar interpretación romántica de esta celebración.

En el país del sol naciente esta noche es para salir a cenar a un sitio especial con tu pareja, pasear bajo la luz de los leds y todos los clichés romanticones que se nos ocurran. Todo aquello que nosotros, locos occidentales, hacemos en San Valentín.

Desde luego, ¡es una forma única de celebrar la Nochebuena!

Atar a los padres (Yugoslavia)

Cerramos nuestra selección de tradiciones navideñas curiosas con una que nos ha parecido un pelín perversa pero con final feliz.

En Yugoslavia, dos semanas antes de Navidad los niños y niñas atan a su madre a una silla mientras cantan: “Día de la madre, día de la madre, ¿qué darás para que te dejemos libre?”. Las madres yugoslavas, muy comprensivas ellas, en lugar de enfadarse les hacen regalos para “comprar su libertad”. A la semana siguiente, los niños repiten la operación con el padre, que se lo toma igual de bien y les hace regalos a cambio de ser liberado.

Podemos interpretarlo de dos maneras: pensar que estos niños y niñas son unos mocosetes consentidos que piden sus regalos con malas formas o bien alabar su proactividad para conseguir regalos sin esperar a que un señor en trineo tenga a bien personarse en su casa.

 

Como siempre, si conoces más tradiciones navideñas de este tipo, (internacionales o tan locales que solo las practicáis en tu casa) ¡compartelas en comentarios para ir haciendo ambiente! :D

Share on Facebook22Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
3
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.