Tuberías con mucha luz

Nueva York y consumo energético

No es fácil iluminar Nueva York y es que la Ciudad de las Luces es una acaparadora brutal de energía eléctrica. Así que no es de extrañar que se planteen nuevas formas de producir energía con menos recursos. Esta vez nuestros amigos americanos nos sorprenden con una idea genial y eficiente: conseguir electricidad a partir de agua corriente. ¿Queréis saber cómo?

La teoría

La generación de energía de origen hidráulico no es ninguna novedad. Se basa en un principio tan simple y eficaz como aprovechar la presión que ejerce el agua en los embalses al abrirse las compuertas. Cuando abrimos un grifo en nuestras casas el agua sale gracias a la presión de las canalizaciones urbanas. ¡Voilà! La clave está en la presión del agua así que ¿por qué no darle un doble uso a la presión de las canalizaciones?

Las características de la red de canalización neoyorkina

El agua que llega a la City proviene de las montañas Castkill y recorre nada más y nada menos que 200 kilométros antes de llegar a la ciudad. Lo mejor de todo es que su único impulso es la mismísima fuerza de la gravedad que aprovechando el desnivel del terreno aporta cada día 6.000 millones de litros. La presión es tanta que incluso en algunas zonas ni siquiera se necesitan bombas para que el agua alcance a los pisos más altos y es necesario instalar válvulas para evitar que los tubos estallen. Es decir, que sobre el papel, las características de Nueva York son inmejorables.

¿Cuál es el proyecto?

El proyecto, con Frank Zammataro a la cabeza, pretende sustituir las válvulas que controlan la presión del agua por generadores que la transformen en energía eléctrica.  Si finalmente se lleva a cabo serían necesarios 7 años para recuperar la inversión, un coste ínfimo si se tiene en cuenta los beneficios.  De hecho, en Keene (New Hampshire) ya disfrutan de una depuradora-generadora y está previsto iniciar proyectos similares en Pittsburgh y Los Ángeles.

La cara B

Las dimensiones de Nueva York hace que el proyecto se convierta en “muy ambicioso” por no decir imposible. Lo cierto es que la ciudad no es tan moderna en su subsuelo como lo es en su superficie. Sus canalizaciones abarcan desde viejas tuberías de madera hasta las más modernas, de hecho en algunas zonas es literalmente imposible que quepa ya no sólo el transformador sino el entramado de cables necesario para poder aprovechar la electricidad producida. Es decir, que por el momento el proyecto sólo sería viable para los barrios periféricos más modernos.

¿Qué os parece? ¿ Creéis que triunfaría en España? Dejad vuestro comentario, contádnoslo por e-mail o compartidlo en Facebook o Twitter. 

 

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
0
votos

Comentarios

  • es un proyecto ambicioso pero los estadounidenses estan “muy locos”.
    en España no lo vería viable ya que se piensa mas en transvasar agua que en generar electricidad con ella, sin ver que es un recurso natural que, tendra mejores temporadas que otras, pero siempre habra un movimiento constante, con el tiempo se verá

    • Desde luego se trata de un proyecto muy muy ambicioso, pero lo más importante para poder llevarlo a cabo quizá sea concienciar sobre sus beneficios a quienes tienen que darle soporte económico. Como dices, quizá esto es lo que le haría falta a España.

      A ver si entre todos ayudamos a difundir el mensaje, ¡aprovechemos el agua para generar electricidad de forma más sostenible!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.