La huella de carbono personal: descubre cuánta contaminación produces

En general, somos conscientes de que el ser humano es uno de los mayores agentes contaminantes que existen, pero lo que quizá no sabías es que existe una unidad de medida para contabilizar hasta qué punto: la huella de carbono.

huella_carbono_contaminacion_blog

Que “el hombre es un lobo para el hombre” no es el último hit de Rajoy, se trata de una realidad que hoy en día se está notando más que nunca, vistos los efectos del cambio climático. Los gases de efecto invernadero (GEI) son el principal y más dañino impacto medioambiental que llevamos a cabo y medir la huella de carbono es el primer paso para tomar consciencia de la situación e intentar mejorarla.  Vamos a explicar qué es, sobre todo a nivel individual y cómo podemos hacer que nuestro paso por el mundo deje la menor marca posible, por nuestro propio bien. Porque la energía verde es una gran aliada para conseguir lo mejor para el planeta pero podemos hacer mucho más,

¿Qué es la huella de carbono?

La huella de carbono es la medida del impacto medioambiental de un individuo, organización, servicio o producto, teniendo en cuenta todos los gases de efecto invernadero (GEI) que emite. Se mide en C02 equivalente (dióxido de carbono equivalente), de manera que la totalidad de gases emitidos es medida por su equivalencia en toneladas de C02.

Esta huella se mide listando toda aquella actividad entorno al individuo, organización, servicio o producto que genere emisiones dentro de un periodo temporal determinado.

Según cada tipología de huella se usan determinados estándares internacionales para medirla, como el GHG Protocol e ISO 14064-1 en el caso de empresas y organizaciones o los  PAS 2050:2011 o ISO/TS 14067:2013, con el apoyo de ISO 14040 e ISO 14044 para la elaboración del Análisis de Ciclo de Vida de un producto o servicio.

Por último pero no menos importante tenemos lo que se llama la huella de carbono personal. Esta medida nos permite conocer nuestro impacto en el medio ambiente a nivel individual, a través de nuestras acciones: servicios energéticos que usamos, transporte, productos que consumimos, etc. El ingeniero francés Jean-Marc Jancovici lideró la investigación para dar con un sistema de cálculo de nuestra huella como individuos y ayudó a determinar sus estándares.

¿Cómo puedo calcular mi huella de carbono personal?

Como en tantas otras cosas en la vida, para solucionar un gran problema lo más recomendable es dividirlo en pequeños sub-problemas para así atacar más fácilmente el todo.

Esta es la base de la huella de carbono personal, ser conscientes de nuestra emisión de GEI como individuos (aunque ésta implique nuestra relación con huellas de organizaciones, servicios y productos) para tratar de aportar nuestro granito de arena al reducir estas emisiones, nocivas para nosotros mismos. Es decir, calcular y reducir la huella de carbono debería ser cosa de todos, por nuestro propio bien, no solo de los ecologistas que hay quien mira por encima del hombro.

Para calcular tu huella de carbono personal y monitorizar diferentes impactos de nuestra presencia en el planeta existen varias apps para móvil que nos facilitan la tarea, poniéndola literalmente al alcance de nuestra mano.

Una de las calculadoras de huella de carbono más usadas y fiables es la de la empresa Carbon Footprint, avalada por la normativa ISO, Sustainable Business Network e IEMA (Institute of Environmental Management and Assessment).que sigue el modelo de Jancovici.

Indicando primero el país en el que residimos y determinando un periodo de tiempo, es cuestión de ir completando los diferentes apartados sobre consumos en la vivienda (entre ellos la factura de la luz), transporte o compra de productos para conocer nuestra huella de carbono personal en pocos minutos,

Lamentablemente reducirla no es tan sencillo ni tan rápido pero conocerla seguro que nos ayuda a dar el primer paso.

Iniciativas para reducir la huella de carbono

Tanto en España como a nivel mundial existen varias iniciativas para reducir la huella de carbono. Como sugeríamos antes, a la gente de a pie nos quedan un poco lejos los pactos gubernamentales para frenar el cambio climático y si a eso le sumamos a los políticos que se desligan de ellos, es normal tener la sensación de que cambiar las cosas no está en nuestra mano.

Nada más lejos de la realidad. Hay quien nos lo pone difícil, es cierto, pero debemos ser conscientes de que en el mundo hay más personas que grandes corporaciones empresariales protegidas por políticos y que sin nuestro apoyo ninguna de las dos partes tiene nada que hacer.

Como decimos, hay varias formas de reducir nuestro impacto medioambiental y algunas de las que más nos gustan las propone la comunidad #PorElClima. En su web podemos encontrar, por ejemplo, indicaciones para ser neutr@s en carbono, es decir, para compensar la huella de carbono que no podamos reducir. Esta compensación se hace mediante aportaciones económicas voluntarias proporcionales a las toneladas de C02 emitidas, destinándolas a proyectos que absorban el equivalente en C02 al generado en nuestra actividad, como pueden ser los sumideros de carbono por reforestación, proyectos de ahorro o eficiencia energética, de sustitución de combustibles fósiles por energías renovables, tratamiento de residuos, conservación de entornos forestales, etc. Un quid pro quo que nos ayuda a compensar nuestros efectos sobre el medio ambiente.

Cabe recordar también que existen otros impactos en el medio ambiente, como por ejemplo la huella ecológica, que mide el impacto generado en un área determinada relacionando nuestra demanda de recursos naturales con la disponibilidad de esos recursos.

Finalmente todo se reduce a lo mismo: vivir de forma que nuestro paso por el planeta perjudique a éste lo menos posible es la clave para que todos y todas salgamos ganando :)

Y recuerda, hay otro gran paso que puedes dar para reducir tu huella de carbono: producir tu propia energía montando una instalación de autoconsumo en tu vivienda o tu empresa. Pídenos un estudio personalizado, te responderemos con todos los detalles posibles y si te gusta nuestra propuesta, ¡la haremos realidad y nos enargaremos de todo!

Saber más

Share on Facebook57Tweet about this on Twitter5Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
3
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.