Jóvenes por el clima: líderes insospechados de una lucha global

Hoy 16 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, en conmemoración del Protocolo de Montreal, diseñado en 1987 para eliminar las sustancias que reducen la capa de ozono. Además, este día marca el inicio de un otoño caliente en la que se prevén más movilizaciones climáticas donde los jóvenes vuelven a tomar la iniciativa de las protestas.

El Protocolo de Montreal contempla unos objetivos planteados para reducir la producción y el consumo de sustancias que reaccionan con la capa de ozono y que son responsables de su agotamiento. Redactado en el marco del Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono, impulsó a la comunidad internacional a establecer un mecanismo de cooperación para tomar medidas para proteger la ozonosfera, vital para reducir la radiación ultravioleta del sol que llega a la Tierra.

La movilización que llevó a diseñar estos indicados ha tomado los últimos años un nuevo impulso. Una nueva generación de jóvenes y adolescentes comprometidos con el futuro del planeta ha conseguido centrar la atención mediática y el favor de la opinión pública. Esta nueva ola ecológica está sentando las bases de una reivindicación de escala global, aglutinando el empuje y las demandas para conseguir los objetivos climáticos a través de protestas y acciones en las calles de distintas ciudades del mundo.

Una adolescente, azote de la inacción gubernamental

Es difícil a estas alturas encontrar a alguien que no haya oído hablar de Greta Thunberg. La aventura de esta joven sueca tiene su origen en agosto del año 2018, cuando cursando su noveno grado, inició una huelga escolar en la que se sentaba cada día en los alrededores del parlamento sueco para exigir a su gobierno el cumplimento de los Acuerdos de París. Su pancarta se hizo viral: «Skolstrejk för klimatet» (Huelga Escolar por el Clima).

Después de las elecciones, Greta pasó a protagonizar las sentadas los viernes de cada semana, hecho que captó cada vez más la atención de los medios internacionales e inspiró a otros jóvenes. Lo que vino después, ya es historia: Barack Obama la recibió en su propio despacho, la joven activista protagonizó un discurso en la sede de la ONU ante más de 60 líderes internacionales, la revista Time la eligió Persona del Año 2019 y este verano se ha estrenado un documental sobre su aventura en el Festival Internacional de Cine de Venecia, en la que entre otras cosas, se desmiente la imagen de adolescente retraída que muchos críticos negacionistas han querido vender.

Nada mal para una chica de 17 años, ¿verdad? ;)

Otro otoño climático a la vista

Pero como decíamos, Thunberg es solo la cara más visible y representativa de una movilización que no entiende de generaciones pero que tiene en los jóvenes su principal motor, como demostró la histórica Huelga Mundial por el Clima celebrada el 27 de septiembre de 2019. Después de unos meses de acciones desarrolladas en el contexto de la pandemia, movimientos como Fridays For Future, de carácter estudiantil y que actúa a nivel global; 2020 Rebelión por el Clima, paraguas de organizaciones como GreenPeace o Ecologistas en Acción, o Juventud por el Clima en el ámbito español, reanudarán su agenda medioambiental este otoño, respetando las medidas de seguridad.

Durante los meses de confinamiento estos grupos activistas han realizado convocatorias a través de redes sociales bajo hashtags como #ClimateStrikeOnline y protestas simbólicas como la proyección de pancartas sobre las fachadas de edificios. Su actividad no ha cesado y han puesto el foco en dos hechos que el coronavirus ha puesto de manifiesto: aunque vivimos en un escenario de confinamiento global y de reducción momentánea de la actividad, la crisis climática no se detiene; además, la pandemia ha demostrado la capacidad de la comunidad política para trabajar rápida y coordinadamente.

No quedan ni tiempo ni excusas. Greta Thunberg seguirá siendo el icono de una nueva ola. Una ola que ya hace tiempo que se originó y cuya energía se ha empezado a notar a escala global. Los jóvenes del mundo han dicho basta y han tomado un liderazgo en la lucha contra el cambio climático que no se les presuponía. Al planeta se le agota la cuenta atrás y las nuevas generaciones han agarrado el testigo.

¿Qué te ha parecido este artículo?

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Cargando…
1 votos
Comentarios Nuevo comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre la Protección de Datos

Responsable:HOLALUZ-CLIDOM, S.A.
Destinatarios:No serán cedidos a terceros ajenos a los servicios prestados.
Finalidad:Envío de información y/o gestión de los servicios.
Legitimación:Ejecución del contrato y/o consentimiento expreso.
Derechos:Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional:Puede consultar la información addicional detallada sobre Protección de Datos en nuestra web.