Ley de Cambio Climático y Transición Energética + Plan de Recuperación: las claves del futuro sostenible

La sostenibilidad necesita un compromiso global de la ciudadanía y de los gobiernos. Aunque ya estamos notando cambios positivos en diferentes ámbitos de nuestra sociedad, queda mucho por hacer. Por eso, concretar e impulsar los compromisos que nos llevarán a un futuro 100% sostenible mediante leyes y otras medidas gubernamentales, es fundamental.

Con la reciente aprobación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética por parte del Congreso de los Diputados, el avance hacia un modelo energético más sostenible toma velocidad. Sus objetivos principales: la eliminación de los combustibles fósiles y de de las emisiones de efecto invernadero y la consecución de un sistema eléctrico 100% renovable, todo ello previsto para 2050. Por otro lado, el Plan de Recuperación de la Unión Europea es un paquete de ayudas (el mayor de este tipo jamás financiado) destinado a reparar los daños económicos y sociales que ha causado la pandemia del Covid-19.

Principales medidas de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética

Esta ley está destinada principalmente a ayudar a que España cumpla con los compromisos internacionales en la lucha contra el cambio climático, aquellos que deben llevarnos a la neutralidad climática (que se emitan únicamente los gases de efecto invernadero que los bosques y otros elementos capaces de ello puedan absorber) antes de 2050.

Antes de esa fecha, en 2030, hay previsto un primer “checkpoint”, un momento en el que ya será necesario haber cumplido ciertos compromisos, recogidos en los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible). La ley fija una serie de metas concretas para cumplir con estos objetivos:

  • Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 23% (como mínimo) respecto a los datos de 1990.
  • Aumentar el porcentaje de energía renovable dentro de toda la energía que se consume del 20% actual al 42%.
  • Reducir un 39,5% respecto a los valores actuales el uso de energía primaria en instalaciones térmicas de edificios (combustibles y otras fuentes de energía).
  • Conseguir un sistema eléctrico con, al menos, un 74% de generación a partir de energías de origen renovable (frente al 40% que tenemos en la actualidad).

La normativa también prevé un sistema de revisión al alza los objetivos para cumplir con el Acuerdo de París. Antes del cambio de década, en 2023, se hará una primera revisión.

Así es como Holaluz se alinea con los ODS de la Agenda 2030

Movilidad

En materia de movilidad, la ley acompañará la tendencia de cambio ya iniciada hacia el vehículo eléctrico, teniendo muy presente que en 2019 casi el 30% de las emisiones de gases de efecto invernadero en España fueron provocadas por los medios de transporte. El objetivo principal en este sentido es conseguir eliminar de la circulación todos los turismos y vehículos comerciales ligeros con emisiones directas de CO₂ antes de 2050. Para ello, además de otras medidas, se establece que a partir de 2040 no se podrán vender este tipo de vehículos nuevos.

Sector eléctrico

En cuanto al sector eléctrico, con el fin de conseguir el objetivo de que el 100% de la generación sea de origen renovable, la medida más destacada será la creación de una propuesta de reforma por parte del Gobierno y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Esta reforma se sumará al cierre gradual de las centrales de carbón y a la implantación de renovables que venimos viviendo en los últimos años.

Combustibles fósiles

La ley también contempla una serie de limitaciones para la explotación de nuevos yacimientos de combustibles fósiles en España, como por ejemplo la prohibición de nuevos proyectos de extracción de hidrocarburos o el veto expreso al fracking o a la minería radiactiva (como por ejemplo la de uranio).

Eficiencia energética en edificios

En materia de edificación y eficiencia energética, el Gobierno propondrá un plan de rehabilitación de viviendas y renovación urbana. Por otro lado, las Administraciones tendrán que aprobar nuevos incentivos para el impulso del autoconsumo, así como fomentar el uso de materiales con menor huella de carbono e introducir mejoras en la accesibilidad.

Hablando de autoconsumo en particular y energía solar en general, te recordamos que puedes sumar tu tejado a la Revolución con o sin inversión inicial. Descubre cómo

Biodiversidad y adaptación al cambio climático

A pesar de que hay efectos irreversibles, la Ley de Cambio Climático y Transición Energética contempla medidas de adaptación a esos efectos, así como otras destinadas a proteger al máximo la biodiversidad. Para ello, entre otras cosas, el Gobierno deberá aprobar cada cinco años un plan específico para identificar y prevenir efectos y riesgos asociados al cambio climático o una estrategia específica de conservación y restauración de ecosistemas y especies especialmente sensibles a dichos efectos.

El Plan de Recuperación de la Unión Europea

La Ley de Cambio Climático y Transición Energética y el Plan de Recuperación van de la mano, ya que la primera funcionará también como un instrumento para canalizar los fondos europeos de recuperación previstos en este plan.

Se trata de un paquete de ayudas de 1,8 billones de euros destinados a reconstruir Europa tras la secuelas económicas y sociales que ha dejado el Coronavirus bajo tres aspectos clave: ecología, digitalización y resiliencia.

Más del 50% irá destinado a investigación e innovación (Horizonte Europa), a las transiciones climática y digital (a través del Fondo de Transición Justa y el programa Europa Digital) o a la preparación, recuperación y resiliencia a través del Fondo de Recuperación y Resiliencia (rescEU) y un nuevo programa de salud, EU4Health.

Europa destinará 70.000 millones de euros a España en los próximos dos años, una oportunidad de oro para, entre otras cosas, ocupar un lugar de referencia en materia de Transición Energética y sostenibilidad y el vehículo para poner en marcha las medidas de la Ley Cambio Climático y Transición Energética. Conseguirlo no solo nos hará ganar en calidad de vida a través del cuidado del medio ambiente, sino que afectará positivamente a la creación de empleo, a la recuperación de la economía a muchos otros aspectos relacionados.

Desde Holaluz y de la mano de todas las personas que nos confían su energía, seguiremos trabajando para avanzar hacia los objetivos de 2030, los de 2050 y todos los que estén por venir. ¿Nos acompañas?

¿Qué te ha parecido este artículo?

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Cargando...
63 votos
Comentarios Nuevo comentario
  • LUIS ANGEL MARTIN-CRESPO CABILDO 05 de mayo de 2021 a las 13:00

    NO CREO EN EL CAMBIO CLIMÁTICO ORIGINADO POR EL HOMBRE AUNQUE SI EN LA CONTAMINACIÓN

    • Adria Iglesias 05 de mayo de 2021 a las 19:07 AUTOR/A

      Maravilloso, Luis Ángel, cada uno es libre de creer en lo que quiera. No obstante, no estamos de acuerdo contigo y por ello seguiremos luchando a favor de las políticas y las prácticas que tratan de evitar el calentamiento global y sus efectos devastadores en nuestro planeta. Y encantados de debatir siempre que quieras. ¡Que pases una buena semana!

Deja una respuesta