Cómo el sonido se transforma en electricidad

Ya existe el cargador acústico que carga tu móvil con la contaminación acústica. ¡Descubre cómo funciona!

El sonido se transforma en energía eléctrica

Hasta ahora habíamos visto que se puede generar electricidad a partir de casi todo, desde agua a viento, pasando por fuerzas de nombres tan exóticos como la piezoelectricidad. Pues bien, parece que la cosa no tiene techo y para muestra el interesantísimo proyecto del que queremos hablar hoy. Se trata de un cargador acústico que aprovechará las ondas sonoras producidas por la contaminación acústica para alimentar un cargador de móvil. La eficiencia sonora ya está aquí.

¿Cómo funciona?

Uno de los objetivos principales de la eficiencia energética es conseguir aprovechar lo que nos sobra para generar energía y de ahí partió el creador de esta maravilla, Xiaowan Wang, un alumno chino del Instituto Europeo di Design en Madrid.

Se fijó en la contaminación acústica, un tipo de polución que pasa despercibida pero que está ahí, sobre todo en las grandes ciudades: día tras día los sonidos del tráfico, las obras y demás partes de la “banda sonora” urbana no son más que ondas sonoras que desaparecen sin ser aprovechadas.

Wang ha decidido darle un giro positivo a estos molestos ruídos y ha descubierto que se puede generar energía con ellos, una energía que puede no ser muy potente pero sí abundante y lo más importante, renovable. Todo eso le ha llevado a empezar por algo relativamente asequible como es conseguir la energía suficiente para cargar un móvil.

Su cargador se basa en un nanogenerador (es decir, un generador diminuto) que transforma las señales acústicas en energía eléctrica mediante un proceso llamado transducción. Dentro del cargador, el sonido hace que una delgada película de un material llamaod politetrafluoroetileno vibre, provocando una frición que es la responsable de producir energía.

Este proyecto todavía está en fase de desarrollo pero se espera que llegue muy lejos en un futuro cercano, sobre todo por la aparente simplicidad que tendría su aplicación comercial.

Proyectos similares

Unos compatriotas de este estudiante, la compañía Hanergy, dedicada a investigar y explotar fuentes de energía renovable, también se han puesto en marcha en esto de investigar las posibilidades de la contaminación acústica. No sabemos quién llegó primero pero…podrían contratarle, ¿no?

Por otro lado, , Nokia y la Universidad Queen Mary de Londres han unido fuerzas para desarrollar una tecnología muy parecida a la del proyecto del que hablamos. En su caso están trabajando con óxido de zinc a nanoescala, con el objetivo de convertir la energía mecánica en energía eléctrica. Creen que pueden conseguir cargar nuestros gadgets con nuestras propias voces, casi nada.

Otro proyecto similar es el de la compañía canadiense Etalim, que está desarrollando un motor que funciona mediante ondas sonoras amplificadas al viajar por un medio gaseoso. Se calcula que tendría una eficiencia del 40%, algo más que destacable si lo comparamos con el 25% de motores que ya creemos eficientes.

Por ahora lo más realizable, por así decirlo, parece el cargador para móviles, así que en cuanto se comercialice seremos los primeros en inforarte…¡y en hacernos con uno!

Y si quieres ahorrar con energía renovable (¡aunque no acústica!):

Descúbrelo aquí :)

Share on Facebook66Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
11
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.