Las autopistas de la luz

Más de una vez habréis oído hablar de las “autopistas de la información”. Es una metáfora usada para denominar las redes de comunicaciones digitales y telecomunicaciones. Las autopistas de la luz son menos conocidas pero creemos que por poco tiempo. En los últimos años, diferentes iniciativas han apostado por aprovechar la energía que se genera sobre la superficie de una carretera para convertirla en electricidad. Agarraos, que vienen curvas.

Energía cinética

Una de las bases de la eficiencia energética es aprovechar la energía que se genera haciendo actos cotidianos. Uno de ellos es, sin duda, conducir. Nuestras carreteras están plagadas de coches que ruedan sobre ellas a diario  y a todas horas, y en ese rodaje está la clave.

La energía cinética, generada a través del movimiento es la base de proyectos como el de la carretera que une Venecia con Trieste. La compañía israelí Innowatech ha instalado generadores bajo el asfalto que convertirán el movimiento de los coches en electricidad para iluminar la carretera y hacer funcionar los paneles de señalización.

Cómo véis estamos ante un tipo de carril que haría sombra al mismísimo V.A.O a nivel de eficiencia.

Energía solar

Éste es un claro ejemplo de que la energía del sol no es propiedad exclusiva de los tejados y demás lugares elevados. El ingeniero estadounidense Scott Brusaw propone sustituir el asfalto de algunas carreteras por paneles solares.

Brushaw se basa en los cálculos de su colega Nate Lewis, según el cuál EEUU podrí aconseguir la energía que necesita si cubriera el 1,7% de su superficie con paneles que consiguieran una eficiencia del 10%. Brushaw se basa en las carreteras, ya que la red nacional de interestatales cubren más o menos ese porcentaje de superficie. ¿Alucinante o no?

Por el momento el Departamento de Transportes de EEUU ha firmado un contrato con el ingeniero para empezar con un prototipo de panel  destinado a la posible “carretera solar”.

Energía eólica

De los tres que mencionamos, éste es quizá el tipo de energía que menos asociaríamos con una carretera, pero no por ello el menos presente en ella.

El proyecto de Mark Oberholzer, finalista en el premio Next Generation de 2006, proponía instalar aerogeneradores verticales (similares a los molinos de viento) en las barreras que dividen el tráfico de la autopista de Nueva Jersey, en EEUU.

La idea es que, además del viento natural que sople en la zona, también se aproveche el generado por el movimiento de los coches circulando, ¡Que no es poco! ¿Se os había ocurrido alguna vez aprovecharlo para generar electricidad?

Estas son sólo tres ideas para hacer nuestras carreteras y autopistas más eficientes pero existen más. ¿Conocéis alguna? Podéis hablarnos de ellas en los comentarios de este post, a través de nuestra página de Facebook o de nuestor perfil de Twitter.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
1
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.