¿Qué es la energía osmótica y por qué será clave en el futuro de la energía?

Energía osmótica

El sol y el viento dan mucho que sí (y más que podrían dar con el apoyo adecuado) pero no solo de ellos vive la energía verde. Nos encanta la enorme proliferación de nuevas fuentes de energías renovables y la que nos ocupa hoy tiene todos los números para convertirse en la más usada en un futuro no muy lejano. Hablamos de la energía osmótica, la próxima revolución energética.

¿Qué es la energía osmótica?

Aunque no están distanciados del todo, no hablamos de esos accesorios o grifos que tan de moda se pusieron hace unos años para filtrar las impurezas del agua para consumo doméstico. La energía osmótica, también llamada energía azul, es aquella obtenida a partir de aprovechar las diferencias de salinidad entre el agua de los ríos y el agua del mar. Parece magia… ¡pero es química!

Este recurso natural para obtener energía eléctrica se conoce desde hace años y ya se habían desarrollado proyectos al respecto, haciendo pruebas en las desembocaduras de los ríos, que serían los lugares ideales para instalar plantas que produjeran este tipo de energía. Sin embargo, todas estas investigaciones previas se han ido topando con algunas dificultades.

En el caso de la modalidad de ósmosis por presión retardada, la mejor hasta hace poco, unas membranas semipermeables aprovechan la concentración de sal para generar electricidad. El problema es que dichas membranas van acumulando bacterias, lo cual disminuye en poco tiempo su efectividad.

En otro sistema, el de electrodiálisis inversa, es la sal disuelta y no el agua la que atraviesa la membrana. Se intercalan varios canales de agua separados por membranas de este tipo, creando una especie de pila. En este caso se evita que las membranas se bloqueen, lo que hace que el sistema no pierda eficiencia, pero la mala noticia es que se produce muy poca energía.

La ósmosis perfecta

La solución óptima parece la que ha encontrado un equipo de investigación de la Universidad Estatal de Pensilvania, en EEUU. Han optado por crear una especie de versión 2.0 de esta última modalidad de ósmosis (la electrodiálisis inversa) combinándola con la mezcla capacitativa, otro sistema que se basa en electrodos expuestos secuencialmente a flujos de agua con distintas concentraciones salinas.

Y esa unión hace posible el “milagro”: una instalación que produce una cantidad enorme de energía sin perder eficiencia. Al tratarse de varias celdas individuales el tipo de agua que va pasando por cada canal va cambiando en cada ciclo y esto es lo que la convierte en la mejor solución de todas.

Hablamos de un potencial tan grande que se estima que esta fuente de energía limpia podría satisfacer el 40% de la demanda energética mundial. Una auténtica locura que se vuelve “sensata” si tenemos en cuenta los 12,6 vatios por metro cuadrado de membrana generados por la modalidad de la universidad estadounidense frente a los 2,9 de la electrodiálisis inversa y los 9,2 de la ósmosis por presión retardada (teniendo en cuenta el máximo rendimiento en los tres casos).

Lo único que queda por pulir (que no es poco) es saber cómo actuará esta técnología en entornos reales, viendo cómo afectan los compuestos químicos de dichos entorno a las células electroquímicas.

Como decíamos al principio, los deltas de los ríos en zonas de costa de áreas urbanas e industriales serían ideales para instalar plantas de energía osmótica podrían construirse bajo tierra, por lo que el impacto visual sería mínimo. Además no generarían emisiones ni a la atmósfera ni al agua, por lo que serían 100% verdes.

Para bajar un poco más los números, se calcula que una planta con el tamaño de un estadio de fútbol podría suministrar electricidad a unos 30.000 hogares. Otro gol más a los detractores de las energías renovables por parte de uno de sus “equipos” más activos, el que demuestra el poder energético del agua.

Esperamos que su desarrollo e implementación suban como la marea y que haya llegado para quedarse ;) 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter3Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
0
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.