3 nuevos tipos de energías renovables que te dejarán buen sabor de boca

Existen nutrientes vegetales que no sirven únicamente para alimentarnos a nosotros. Hoy veremos cómo diferentes proyectos ponen su riqueza energética y sus procesos químicos naturales al servicio de nuevos tipos de energías renovables.

3 nuevos tipos de energías renovables que te dejarán buen sabor de boca

 

Aunque la creencia popular dice que las energías renovables se reducen a energía solar, energía eólica y energía hidráulica, la sostenibilidad tiene muchas más salidas y algunas no dependen para nada de la meteorología (mal que les pese a algunos políticos). Como muestra de ello hoy hablaremos de 3 nuevos tipos de energías renovables sorprendentes, cuyas fuentes tienen mucho que ver con la alimentación y los nutrientes que nos llenan de energía a nosotros.

Baterías eléctricas alimentadas con azúcar

De ahí la dulce y bucólica imagen que ilustra este post. En una época en que el azúcar se coloca prácticamente a la altura del arsénico es sorprendente que alguien le haya encontrado el lado bueno.

Los investigadores de la Universidad Virginia Tech (EEUU) han obrado el milagro, han construido una célula de combustible basada en encimas que se alimentan de maltodextrina, un derivado del azúcar.

La lógica que les ha llevado a experimentar con esta sustancia es aplastante en palabras de uno de los investigadores, el profesor Percival Zhang, “El azúcar es una de las formas más eficientes que tiene la naturaleza de almacenar energía, así que era lógico intentar dominar este compuesto para generar energía de una forma eficiente y natural”.

Lo que más destaca de estas baterías de azúcar es su densidad, que dobla a la de las baterías de litio, lo que las convierte en candidatas ideales para dispositivos electrónicos como smatphones o tablets. Lo curioso es que deben ser rellenadas periódicamente con maltodextrina, a modo de cartuchos de tinta.

Microalgas ricas en almidón y azúcar

No dejamos de ponernos “dulzones”, aunque esta vez para fijarnos en un tipo de plantas que hasta hace bien poco entraban dentro de nuestro menú habitual (al menos no en el mundo occidental). Las algas no son solo aquellas tiras negras que recubren las piezas de sushi. Existen miles de variedades y por lo general todas ellas son apreciadas por lo mismo: su capacidad para absorber nutrientes.

En este caso también se busca el potencial para generar energía presente en los procesos químicos generados por estas plantas, ricas en almidón y en azúcar, su principal punto fuerte. Estos compuestos convierten a las microalgas cultivadas de forma artificial en auténticos “bombones” energéticos ideales para convertirse en biocombustible.

El mayor reto que plantea este tipo de energía renovable es que estas algas, que necesitan ser cosechadas en el mar, por el momento no pueden cultivarse de forma masiva. Aun así se está avanzando en modificaciones genéticas que las hagan todavía más eficientes, haciendo que absorban más luz solar y generen más energía para que de esta forma se compense la dificultad para obtenerlas en grandes cantidades.

El pasto varilla y el maiz

Por último hablaremos de un clásico renovado. Y es que el uso del maíz como biocombustible no es nuevo, pero sí su papel en la obtención de otra fuente de energía renovable procedente de una planta: el pasto varilla o Switchgrass.

Esta mala hierba es una especie invasiva, cosa que supone su principal handicap a la hora de ser bien considerado como biofuel. Y aquí es donde el maíz entra al rescate: se ha descubierto que introduciendo un gen del maíz en el pasto varilla se consigue un efecto doble, por un lado se aumenta su porcentaje de almidón y con ello su eficiencia energética y por otro se impide su floración, lo cual bloquea su tendencia “invasora”.

Como ves, en los tres casos la química, el aprovechamiento o modificación de los procesos naturales que realizan las plantas y la energía de compuestos que también sirven para alimentarnos juegan un papel clave. Como siempre, la naturaleza es el ejemplo a seguir :)

Nosotros todavía no representamos a productores que trabajen con este tipo de energías pero nos encantaría sumarlas a las plantas solares, hidráulicas y de otras fuentes de energía renovable que nos permiten obtener Garantías de Origen 100% para la energía que vendemos a cliente final. Y no, no se trata de que hagamos llegar solo Kwh verdes a los hogares y empresas de nuestros clientes…

¿Qué es la energía verde?

Share on Facebook80Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
0
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.