5 consejos para ahorrar poniendo a punto tu calefacción. “Winter is coming”

5 consejos para ahorrar poniendo a punto tu calefacción. “Winter is coming”

Si eres fan de Juego de Tronos, siento haberte recordado que falta bastante para que empiece la próxima temporada, pero es que la frase nos viene que ni pintada: el invierno se acerca, tímidamente, pero ahí viene. ¿Y cuál es una de las pesadillas invernales de la mayoría de casas? La factura de la luz, con la calefacción como clara protagonista. Por ese motivo queremos darte 5 trucos para ahorrar luz poniendo a punto tu calefacción.

Tanto si hablamos de calefacción eléctrica como de gas, revisar el correcto funcionamiento de los diferentes elementos del circuito es clave. Como solemos decir, la energía más barata es la que no se utiliza, pero la segunda más barata es la que no se malgasta.

Partimos de un dato impactante para justificar por qué la calefacción debe centrar todas las miradas cuando hablamos de ahorrar electricidad en invierno: en general, el gasto en calefacción supone un 47% del gasto energético anual en una vivienda. Vamos allá

1. Revisar antes de encender

Lo primero es lo primero, antes de encender la calefacción es muy importante que revises si las conexiones de la caldera son correctas, fijándote tanto en la que conecta a la red eléctrica como a la del conducto del gas si es el caso, como a las tomas de entrada y salida del agua.

2. Comprobar la presión de la caldera

Por lo general, la presión adecuada de la caldera debe ser de entre 1,2 y 1,5 bares como máximo. Tanto si tu caldera es analógica como si es digital, tendrá un indicador de presión en el que encontrarás esta información. Si no está dentro de los parámetros normales, puedes corregir utilizando la llave de llenado o bien acudir a un profesional para que lo haga.

3. Purgar los radiadores

Los sistemas de calefacción más comunes son los que emiten calor mediante radiadores de agua caliente. Para optimizar su funcionamiento y evitar hacerlos trabajar más de lo necesario, es recomendable purgarlos una vez al año, es decir, eliminar el aire acumulado en el circuito.

4. Prestar atención al tubo de condensación

En días y/o regiones especialmente fríos, es importante estar pendientes de ciertas partes especialmente sensibles de la instalación, como por ejemplo el tubo de condensación, que podría llegar a congelarse. Si oyes sonidos de goteo o similares y crees que no son normales, este puede ser el problema.

5. Fijar y mantener temperatura, sin pasarnos

Mantener una temperatura de entre 18 y 23 grados nos asegura, por lo general, un grado de confort suficiente, así que ojo con el termostato.

Con esto ya tienes lo básico para empezar a disfrutar de un invierno eficiente y correctamente climatizado :) Y recuerda, dependiendo de a qué horas utilices tu calefacción, es probable que observarlo te ayude a decidir si te conviene una tarifa con Discriminación Horaria.

 

Share on Facebook174Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
6
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.