Electricidad en la pantalla grande (y en la pequeña)

https://youtu.be/BQuZN9JIc6U

Si la semana pasada os traíamos personajes e historias del mundo de los videojuegos basadas en la electricidad, hoy nos alejamos de los bits y damos el salto al cine y la televisión. Chicos “raritos” con capacidades extraordinarias o realidades alternativas en las que el mundo entero se queda sin suministro eléctrico son sólo algunas de las interesantes propuestas que podemos encontrar.

Powder (Pura energía) (1995): un chico muy especial

Dejando a un lado los peculiares segundos títulos en español y con el permiso de Frankenstein, podemos decir que esta es una de las películas con “protagonista eléctrico” más míticas de la historia.

También vamos a obviar que fue un fracaso considerable en taquilla y que es un pelín ñoña. Centrémonos en lo que nos interesa. Cómo veis en el trailer que encabeza este artículo, Jeremy Reed, apodado Powder  posee unas cualidades fuera de lo común. Es un chico albino que vive con sus abuelos, abandonado por su padre y cuya madre fue alcanzada por un rayo al darle a luz, sin que él sufriera daño alguno.

Puede controlar la electricidad y generarla, crear campos electromagnéticos y atraer objetos de metal como en esta mítica escena de las cucharas. Pero quizá lo más espectacular es su capacidad para actuar como desfibrilador humano y devolver animales e incluso seres humanos a la vida mediante impulsos eléctricos. En resumen, es el amigo ideal.

Pulse (Latido) (1988): la electricidad se convierte en enemiga

En este caso pasamos de la fantasía con exceso de azúcar al terror de los ochenta. Con unos efectos especiales más que decentes para la época, esta película viene a ser una especie de revolución de las máquinas.

Pero aquí la que se revoluciona es la corriente eléctrica, convirtiéndose en una especie de impulso o “latido” con algo parecido al raciocinio que le permite campar a sus anchas de casa en casa controlando todo aparato eléctrico que se le ponga por delante, aterrorizando a sus habitantes y llegando incluso a acabar con sus vidas.

Cortocircuitos, aparatosos accidentes domésticos y sobretodo, televisiones con interferencias demasiado inquietantes. Cómo veis en esta escena, todo un festín de terror eléctrico que nos enseña lo que podría pasar si los electrodomésticos se levantaran contra nosotros.

Revolution (2012): un mundo sin electricidad

https://youtu.be/veEncs3h6aM

Últimamente J.J Abrams, responsable de éxitos tan importantes como Perdidos, se ha convertido en el nuevo Rey Midas de Hollywood. En este caso hablamos de otra serie producida por él, aunque puede que su éxito esté siendo un poco más discreto que en proyectos anteriores.

El argumento es más que prometedor: se trata de una realidad distópica en la que el planeta Tierra se queda sin electricidad. En un sólo instante y en todo el mundo a la vez, sin explicación alguna, todo se apaga. La serie nos sitúa 15 años después del “Gran Apagón”, en un mundo caótico, sin medios de transporte, sin sistemas informatizados ni internet y por supuesto sin ningún electrodoméstico o aparato eléctrico en funcionamiento.

Realmente es un punto de partida que da para mucho y que pone encima de la mesa nuestra dependencia de la electricidad, algo de lo que no somos del todo conscientes en nuestro día a día.

Y vosotros, ¿Os imagináis un mundo sin electricidad? ¿O preferís las posibilidades de tener las habilidades de Powder? Podéis explicárnoslo en comentarios y, de paso, decirnos qué películas y series hemos dejado fuera de nuestro top 3 :)

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
0
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.