3 conceptos que quizá no debería incluir tu factura de la luz

La factura de la luz puede ser muy diferente de una compañía a otra. Hoy repasaremos algunos de los conceptos que no debería incluir la tuya y otros que pueden aparecer puntualmente.

Llevamos más de siete años intentando que entiendas tu factura de la luz sin necesidad de que hayas cursado un máster en energía. Hace poco te mostramos al detalle cómo es una factura eléctrica en Holaluz, repasando los conceptos que la componen y hoy, en cambio, hablaremos de otros que no incluimos en nuestras facturas y que creemos que no deberían estar en ninguna. Si quieres evitar pagar de más por servicios que no necesitas o conocer la letra pequeña que se esconde tras ciertos descuentos, éste es tu post.

Los básicos

Repasemos los conceptos básicos que toda factura de la luz debería incluir: término de energía (lo que pagas por los kWh disfrutados en un periodo de tiempo determinado y en función del precio de energía establecido en tu contrato); término de potencia (el “fijo” que pagas por potencia contratada en función del precio de potencia que tengas); impuesto eléctrico (calculado en base a la suma de los dos conceptos anteriores); alquiler de contador (a no ser que sea de propiedad) y por último, el 21% de IVA aplicado a la suma de todos los conceptos anteriores.

Cualquier cosa diferente a esto, es, cuanto menos, digna de observar. Por supuesto, en la factura eléctrica se incluye otro tipo de información, como pueden ser lecturas, históricos de consumo, gráficos que muestran la producción de energía verde que se comercializa en todo el sistema vs el porcentaje de renovable representado por la compañía eléctrica en cuestión, etc. pero nos referimos a conceptos “extraños” que se facturan junto a los citados al principio. A continuación repasamos los más frecuentes.

Servicios de mantenimiento

Empezaremos por un clásico. Cada vez es menos frecuente encontrarlo en la factura de la luz pero puede estar en la tuya. En principio ni el contador eléctrico ni ninguna otra parte de la instalación eléctrica necesitan que se lleve cabo un mantenimiento periódico, por lo que pagar un coste fijo por ello, aunque sea una pequeña cantidad, es una forma innecesaria de encarecer la factura.

En caso de corte o avería la distribuidora eléctrica se hace responsable y no cobrará nada por resolverlo, a no ser que se trate de una avería originada en el interior de la vivienda o local, en cuyo caso debe hacerse cargo un electricista. En Holaluz nos encargamos de solucionar y gestionar cualquier incidencia con distribuidora, así que si tienes tu contrato de luz con nosotrxs, para estos casos nos encontrarás las 24 horas, los 7 días de la semana en el teléfono gratuito 900 64 92 92 y nos encargaremos de gestionarlo todo con la distribuidora de tu zona.

Descuentos con condiciones

Este concepto se cuela entre los facturados, aunque en este caso para restar en lugar de sumar. Eso a priori es bueno pero lo que no suele serlo tanto es la letra pequeña que en ocasiones va ligada al descuento.

Si tras leerla hay algo que no termina de encajarte, contacta con tu compañía y pide que te resuelvan todas las dudas, idealmente por escrito. Asegúrate de que la ventaja económica no conlleva una desventaja en servicio (vías de contacto limitadas a canales online, compromisos de permanencia, etc) o bien un aumento posterior del precio de la luz.

En nuestro caso, siempre hemos preferido ofrecer el mejor precio de la luz posible a todos nuestros clientes, de saque, sin descuentos y bajándolo siempre que nos lo pidan. Para clientes domésticos preferimos también precios fijos frente a la variabilidad del mercado y por eso nuestros precios actuales no cambian desde diciembre de 2015.

Cobros indebidos por cambios de potencia o tarifa inexistentes

Acabamos con un tipo de concepto que cobra distribuidora incluyéndolo en la factura de tu comercializadora y que en ciertas ocasiones sí debe estar en tu factura.

Si has cambiado tu potencia contratada o tu tarifa eléctrica (pasando, por ejemplo, a una con discriminación horaria), junto al consumo o la potencia verás “Otros conceptos” que pueden ser los 9,04€ + IVA que cobra distribuidora por cambiar tarifa o por bajar potencia.

Si lo que haces es aumentar potencia, a ese coste se sumarán otros dos (detallados aquí) que se calculan en función de los kW de más que pidas.

Si no has pedido ninguno de estos cambios y sin embargo parece que se te ha facturado por ello, contacta con tu comercialziadora para aclararlo.

 

Y si detectas ésta o cualquier otra cosa que no te encaje en tu factura de Holaluz, dínoslo y resolveremos cualquier error o malentendido sin problema :)

Share on Facebook10Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
7
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.