Cambio de potencia o tarifa eléctrica: ¿Qué debo tener en cuenta?

Ahorrar en tu factura de electricidad al hacer un cambio de potencia eléctrica o un cambio de tarifa es posible si sabes cómo (y si realmente lo necesitas). Te contamos todo lo que debes saber para ponerlo en práctica.


Una de las mayores preocupaciones del hombre y de la mujer modernos es conseguir ahorrar en su factura de la luz. Los malabarismos que somos capaces de hacer para conseguirlo no son pocos, pero hay dos cosas que pueden ayudarnos significativamente: el cambio de tarifa eléctrica y el cambio de potencia. Te explicamos cómo funcionan.

Cambio de tarifa eléctrica: coste y procedimiento

Uno de los principales cambios de tarifa eléctrica de cara al ahorro puede ser cambiar a una Tarifa con Discriminación Horaria. Esta característica se aplica a tarifas de hasta 15 kW de potencia contratada y se caracteriza por tener un mismo precio de potencia y dos de energía, para dos periodos horarios distintos, el valle (más barato que el precio de energía sin discriminación) y el punta (más caro). Para que te hagas una idea de la diferencia de precio y conozcas los horarios, puedes echar un vistazo a nuestra opción con discriminación en nuestra sección de Tarifas de Luz.

Por lo que tenemos calculado, si haces a partir de un 30% del consumo total diario en el periodo valle, la discriminación horaria ya te sale a cuenta. Y cuanto más consumo desplaces a ese periodo, mayor será el ahorro. Por eso siempre os recordamos que no se trata de cambiar por cambiar ni de que esta medida aporte ahorro en todos los casos, por defecto. Lo mejor es conocer sus caracterísitcas y ver si encaja en nuestra forma de usar la energía.

Tanto en Holaluz como en cualquier otra comercializadora eléctrica, nunca se te cobrará por este cambio, pero la distribuidora si emitirá un cargo de aproximadamente 9 € + IVA en concepto de adaptaciones técnicas (que incluirá en la factura de tu comercializadora, la que te da y te factura el servicio). Además, si tu contador no está preparado para contabilizar en dos períodos, un técnico de la distribuidora deberá pasar sustituirlo.

Si tienes cualquier duda o quieres más información sobre nuestras tarifas, estamos al otro lado del auricular: Llama al 900 670 707

 Cambio de potencia: coste y procedimiento

Se trata de una medida de ahorro que a veces pasamos por alto, pero que puede ayudar visiblemente a reducir el coste de nuestra factura de la luz. Muchas veces tenemos una potencia contratada superior a la que necesitamos, algo que repercute en nuestro consumo y que incluso nos puede hacer pasar de una modalidad de tarifa a otra.

Para saber si vamos “sobrados” de potencia, uno de los trucos que podemos utilizar es ir encendiendo los aparatos eléctricos que tengamos a mano hasta que salte el ICP.  Ahí habremos rebasado nuestra potencia contratada, pero antes de llegar a ese punto debemos plantearnos cuántos de esos aparatos utilizamos al mismo tiempo normalmente.

Hablemos de dinero. Por parte de Holaluz, el cambio de potencia, si es para bajar, tiene coste cero, pero la distribuidora cobrará los 9 € + IVA (aprox.) en concepto de adaptaciones técnicas. Si lo que queremos es subir la potencia, y nuestro boletín eléctrico indica que la instalación soporta la potencia que queremos contratar, además de esos 9 € + IVA , deberemos pagarle a la distribuidora los derechos de extensión, que serán de 17,37 € + IVA por kW solicitado, más los derechos de acceso, de 19,70 € por cada kW solicitado. Los de extensión se mantendrán durante 3 años, así que si antes de ese tiempo se hizo otra modificación en el contrato o directamente no había luz, nos ahorraremos este coste.

Algunas distribuidoras añaden otro coste cuando se les pide un aumento de potencia, además de los que ya hemos mencionado.  Cuando un suministro se da de alta por primera vez, la distribuidora cobra, entre otras cosas, un depósito de garantía cuyo importe se calcula teniendo en cuenta una facturación teórica de unas 50 horas de uso de la potencia que hayamos contratado. Si la instalación pertenece a una de estas distribuidoras y pedimos un aumento de potencia, se recalculará este depósito respecto a la nueva potencia y nos cobrarán la diferencia entre el importe del depósito inicial y el actual.

En cuanto a los tramos de potencia, tras la aprobación del RDL 15/2018 el pasado 18 de octubre de 2018 es posible instalar o modificar (subir o bajar potencia) cualquier tramo de potencia contratada que sea múltiplo de 0,1 kW, siempre que no supere la máxima admisible, estipulada en el boletín eléctrico. Esto quiere decir que ya no será necesario ceñirse a uno de los tramos normalizados, pudiendo escoger valores intermedios por encima o por debajo de 01 kW en 0,1 kW. Además de esto, a partir de ahora, si quieres activar la discriminación horaria o si te instalan un nuevo contador digital, nadie te obligará a normalizar tu potencia en caso de que tengas un tramo antiguo.

Si tu instalación no soporta la potencia que quieres contratar, deberás realizar un nuevo boletín eléctrico, contratando a un/a electricista acreditado/a. En realidad la distribuidora puede solicitar el boletín tanto para subir como para bajar potencia y debe estar vigente (tiene una vigencia de 20 años).

Teniendo en cuenta todo lo anterior, puede ser de utilidad echarle un vistazo a esta pequeña guía de la potencia contratada. De nuevo, tal como pasa con la discriminación horaria, no se trata de reducir potencia por defecto, sino de revisar cada caso teniendo en cuenta estas indicaciones y solo en caso de que sobre, plantearte la reducción. Porque ese cambio que tanto le ha ayudado a ahorrar a tu cuñado quizá no es el mejor para ti, y viceversa. La personalización es la clave :)

Y si no nos conocías y quieres hacerte una idea de cuánto pagarías en Holaluz, puedes calcularlo desde aquí en un par de clics: Calcula cuánto pagarás

¿Qué te ha parecido este artículo?

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Cargando...
2768 votos