Permanencia en el contrato de luz: ¿es legal?

¿Estás pensando en cambiar de compañía eléctrica pero no sabes si tienes permanencia? ¿Es legal que te la impongan? Hoy hablamos de la letra pequeña menos querida en los contratos de luz.

En Holaluz siempre hemos preferido que quienes estén con nosotros se queden porque se encuentran a gusto, sin permanencias que les aten con penalizaciones económicas si deciden irse. Sin embargo y aunque se había hablado de ilegalizar la cláusula de permanencia, algunas compañías de la luz siguen imponiéndola, ya sea en el contrato de suministro eléctrico en sí mismo o asociada a servicios de mantenimiento. Estas son las casuísticas y así puedes actuar frente a ellas.

Cómo saber si tienes permanencia

Es un clásico: estás pensando en cambiar de compañía eléctrica por x motivo y te asaltan las dudas. Una de las más populares, si no la más, suele ser, ¿tengo permanencia?

La opción lógica sería revisar tu contrato, del que deberías tener una copia online o física que pudieras consultar en todo momento. Aun así algunas veces no queda del todo claro si lo que se establece en el contrato es una simple y llana duración del mismo, que suele ser de un año, (en nuestro caso se establece así y es un mero formalismo), sin consecuencias si decides irte, o bien una cláusula de permanencia que conlleva penalización económica se te cambias de compañía eléctrica antes de 12 meses desde el inicio.

Si estás en Holaluz, como decíamos, no tendrás permanencia alguna, es decir, que aunque veas que el contrato tiene una duración de un año se trata de algo que debe establecerse a nivel formal pero no te ata a nada, en ningún caso. Nuestro contrato se renueva anualmente de forma tácita, es decir, si no nos dices lo contrario, entendemos que quieres seguir adelante :)

En caso de duda, llama o escribe a tu compañía eléctrica directamente para que te lo aclaren.

¿Es legal que haya cláusula de permanencia en contratos de luz?

La respuesta es sí, aunque con ciertas limitaciones. El periodo de permanencia no puede ser superior a un año y la penalización que te impongan en caso de que te vayas antes no debe superar el 5% del precio del contrato para la energía estimada pendiente de suministrar. Si en tu caso verificas que algo de esto se incumple, puedes acudir a Consumo o a algún organismo similar.

Por otro lado existe el plazo de desestimiento al inicio del contrato, que en todas las compañías es de 14 días, desde la formalización del cambio o alta nueva. Si en ese período quieres cambiar de compañía eléctrica tienes derecho a hacerlo sin que la cláusula de permanencia haya entrado en vigor y por tanto no tendrás que pagar ninguna penalización. Lo único que debería cobrarte la compañía que dejas son esos 14 días en que has tenido el suministro de electricidad con ellos, un periodo que deben detallarte en la factura de la luz.

Permanencias ocultas en servicios adicionales

La permanencia más habitual es la que afecta a todo el contrato de suministro en sí mismo, pero hay excepciones. Algunas compañías establecen pagos anuales obligatorios para ciertos servicios adicionales, como puede ser servicio de mantenimiento, algo que en Holaluz no ofrecemos porque creemos del todo innecesario.

Esto quiere decir que aunque en tu contrato no se hable de permanencia y no te penalizen por cambiarte, sí debas seguir pagando el año completo de ese servicio adicional a tu antigua compañía, a pesar de haberte ido “libremente”.

Por tanto, nuestro consejo es que si contactas con ellos para preguntar si tienes permanencia, no olvides este tipo de casos “ocultos”.

Y si ya te has asegurado de que puedes marcharte sin mirar atrás y quieres cambiar a Holaluz… ¡Lo tendrás hecho en 3 minutos!

Quiero cambiarme

Share on Facebook21Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
13
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.