Las principales oportunidades laborales que ofrece el sector eléctrico

Las principales oportunidades laborales que ofrece el sector eléctrico

En el sector eléctrico, todos, en un momento u otro de nuestra vida, acabamos siendo clientes, ya sea recibiendo suministro de luz o por otra vía. Lo que a veces no nos planteamos es que también podríamos estar al otro lado. Las profesiones relacionadas con el mundo de la electricidad son mucho más diversas de lo que creemos.

Trato directo con clientes

Partiendo de los 4 agentes del sector (generadores, transportista, distribuïdor y comercializador) podemos encontrar tres apartados en cuanto a profesiones se refiere. La primera sería la que implica un trato directo con el cliente, en este claso el usuario final de electricidad. Estos son algunos ejemplos:

Personal de atención al cliente: como ya sabéis, la comercializadora de electricidad es la empresa encargada de comprar la energía en el mercado mayorista y hacerla llegar al consumidor final. La figura de las personas que se encargan de la atención a cliente es muy importante, ya que la luz es un servicio esencial para la vida y debe ofrecerse en las mejores condiciones posibles, con una gestión cercana, rápida y eficaz. Por eso es importante que detrás del teléfono, el email y las redes sociales haya personas, no robots.

Agente comercial: este puesto de trabajo constituye otra pieza esencial dentro de una comercializadora eléctrica, aunque cada compañía le da un enfoque distinto. En general el equipo comercial suelen formarlo varios agentes, externos o internos que se dedican a captar clientes.

– Asesor energético: estos profesionales suelen especializarse en el trato con empresas o clientes de gran consumo y su trabajo consiste en ofrecerles las mejores tarifas eléctricas de acuerdo con sus necesidades. Analizan su consumo y les van aconsejando sobre las medidas más adecuadas para ahorrar en su factura de la luz y ser más eficientes.

 Trato directo con energía e infraestructura

–  Operario de planta eléctrica: su actividad tiene lugar en la primera fase de la cadena, en las plantas encargadas de generar la energía eléctrica.

–  Operario de distribuidora: ellos son los encargados de mantener en buen estado las infraestucturas que pertenecen a cada distribuidora. Son los técnicos que envían cuándo se produce un apagón general en la zona o alguna incidencia en nuestra instalación eléctrica a nivel externo.

 Un poco de todo

– Técnico instalador electricista: hacen diversos trabajos “en campo” es decir, personándose en la instalación. Los principales van desde encargarse de realizar la instalación propiamente dicha, hasta revisarla para expedir el boletín eléctrico, pasando por revisiones del contador para comprobar que las lecturas se hacen correctamente.

– Certificador energético: Revisan instalaciones, aislamiento, materiales, aparatos eléctricos y todo lo que pueda intervenir en la eficiencia energética de un edificio. Este año sus servicios están muy solicitados, ya que desde  el pasado 1 de junio, para vender o alquilar una vivienda será necesario disponer de un Certificado de Eficiencia Energética.

No están todos los que son pero esperamos que estas cuatro pinceladas sobre algunos de los más importantes os den posibles ideas para vuestro futuro laboral si os interesa “el mundillo”. ¿Alguien que nos lea y se esté formando o trabaje en alguna de estas áreas quiere dejar en comentarios su experiencia?

 

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
0
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.