¿Qué se oculta tras el precio de la luz?

El precio de la luz está compuesto de muchos apartados complejos que afectan al precio final que tú pagas. ¿Los conoces? Arrojamos luz, y nunca mejor dicho, sobre este tema.

Factura llum

El cálculo del precio de la luz es para el ciudadano medio un auténtico lío. Así lo afirma, con términos más técnicos, la consultora de comunicación Grayling, apoyándose en que el 66% de los ciudadanos no comprendemos los conceptos que vienen desglosados en cada factura de la luz. Hoy vamos a explicarlos de la forma más sencilla posible.

Conceptos básicos de la factura de la luz

Una factura de la luz incluye, en todos los casos, tres bloques de costes:

La potencia: Esta es la parte fija de la factura. Se paga en función del tramo de potencia que tengas contratado, y sin importar si has consumido o no. Básicamente se paga una parte regulada por el BOE por tener acceso a consumir tanta energía como potencia tengas contratada antes de que te salten los plomos, algo así como el “ancho de banda” de tu instalación.

La energía eléctrica: Es la parte variable de tu factura, la que pagas en función de la electricidad que hayas disfrutado.

Y los impuestos y alquiler del contador, que se subdividen en tres apartados:

El Impuesto eléctrico: Este impuesto, que actualmente gestionan las comunidades autónomas, se calcula aplicando el 5,11% a la suma de la potencia y la energía.

Alquiler del contador: Excepto si tu eres el propietario, el contador es propiedad de la Distribuidora. Por ello, se paga un alquiler cuyo importe viene determinado en el BOE.

IVA: El último impuesto es el IVA, que es de un 21%. En su base se suman todos los conceptos anteriores, y aunque suene ilógico, también los otros dos impuestos.
Para visibilizar su distribución, hemos simulado una factura de 100 € de un suministro eléctrico con una potencia de 4,6 kW (redondeando algunos céntimos)  para ver cómo se repartiría el gasto. Aún así, es necesario recordar que la media de consumo suele ser menor, pero a efectos prácticos, en una factura eléctrica de 100 € con Holaluz, la distribución quedaría de la siguiente manera:

Infografia factura llum-part_1

La parte de energía, variable, copa el 62,9% del importe total de la factura. En segundo lugar, la potencia eléctrica, la parte fija, es del 14,8%. En tercer lugar quedarían los impuestos (IVA e Impuesto eléctrico) y el Alquiler del contador.  Estos porcentajes pueden variar en función del consumo de energía: a menos consumo de energía más porcentaje adquieren el resto de conceptos fijos, especialmente la potencia eléctrica.

 

Infografia factura llum-part_2

¿Qué incluye el término de energía?

Mientras que la potencia, los impuestos y el alquiler son aspectos regulados y fáciles de comprender, lo que pagamos por la energía (consumo) incluye varios y complejpos subcostes. Existen muchos conceptos ocultos en la parte variable de tu factura de electricidad que tal vez no conocías. Son los siguientes:
Acceso de Terceros a la Red (ATR) Energía: Este coste lo cobra la compañía distribuidora de la zona donde se encuentre nuestro suministro. A través de este peaje (una parte se carga en la potencia y una pequeña parte en la energía) se lleva a cabo la distribución eléctrica, así como se retribuyen, por ejemplo, los costes extrapeninsulares o las primas a las energías renovables.

Pagos por Capacidad: Es un importe que se usa para incentivar la inversión y la disponibilidad de generación de energía para cubrir la demanda en horas donde se necesite energía de más (horas punta) a precios razonables. Se pagan a centrales con un funcionamiento muy bajo pero que son imprescindibles en caso de necesitar cubrir la demanda de electricidad en un momento concreto.

Pérdidas de Transporte y Distribución: Cerca del 10% de la electricidad generada se pierde en transporte o no se contabiliza (por fraude o manipulación de contadores). Este importe es el resultado de todo lo producido por las centrales generadoras pero no llegado a facturar, y se reparte entre todos los consumidores.

Interrumpibilidad: Es lo que pagamos entre todos los consumidores a ciertas empresas (grandes consumidores como industrias metalúrgicas y similares) para que, si lo necesitamos, nos “presten” su energía, por así decirlo. Es decir, cuando en un momento dado se necesita más energía de la que hay disponible, estas empresas se comprometen a dejar de consumir para que el resto de demanda se pueda satisfacer.

Margen comercial: Este pequeño apartado es todo lo que se va a tu comercializadora eléctrica, (si eres cliente/a nuestr@ ésto es lo único que cobramos nosotros de tu factura). No suele ser más del 4,5% del total de la parte de energía y en nuestro caso hablamos de un 2,3% de una factura de 100 €, lo que se traduce en unos 2- 5 euros del total de la factura eléctrica.

OMIE + REE: Es una parte muy pequeña del importe final donde se retribuye el trabajo de los llamados Operadores de Mercado, que sería algo así como los entes que permiten a las compañías comprar y gestionar la luz Son OMIE (Operador del Mercado Ibérico de Electricidad y REE (Red Eléctrica Española).

Costes energía: La compañía en la que estés tiene que calcular el consumo de sus clientes para el día siguiente. Esta compra de energía se hace en el famoso “pool eléctrico” o mercado mayorista. El precio al que se paga la energía necesaria para abastecer a los clientes de las compañías se repercute en este concepto, siendo el apartado principal del término de energía.

IMU: Este es un pequeño impuesto, de carácter municipal (lo recaudan los municipios donde se consume la energía) y se calcula comando el 1,5% del total de los conceptos de energía, salvo el del peaje.

En porcentajes, quedaría de la siguiente forma:

Infografia factura llum-part_3_V2

La factura eléctrica es todo un mundo, variable y complejo, pero que es fácilmente comprensible analizando cada concepto y detalle. Lo importante es saber qué pagas y por qué lo haces, porque ¡el primer paso para transformar el sector eléctrico es conocerlo!

Si quieres ayudar a transformar el sector en una compañía transparente con energía renovable, estás de suerte:

¡Descúbre Holaluz aquí!

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter4Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
3
votos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.