Calidad del servicio en el suministro de electricidad

19-02-14-calidad_distribuidora500

Actualmente estamos bastante acostumbrados a que se hagan controles de calidad aplicados a cosas tangibles como la ropa o esas chocolatinas que tanto te gustan (y que parecen no haber pasado control alguno). Lo que no solemos plantearnos es que hay cosas, como la electricidad, que no podemos ver ni tocar directamente pero que también deben ser revisadas y cumplir una normativa. Veamos de qué va todo esto.

¿Qué es?

¿Qué quiere decir exactamente garantizar la calidad del servicio en un suministro eléctrico? ¿Son los kWh que consumimos mejores o peores que los de nuestro primo el del pueblo? No, en realidad no va de eso.

Como hemos explicado alguna que otra vez, en el proceso de hacerte llegar la luz a casa intervienen varias empresas encargadas de diferentes áreas, los llamados agentes del sector.

A estos agentes se les exige la calidad de servicio, que se entiende como el conjunto de características propias del suministro eléctrico, tanto a nivel técnico (responsabilidad de la distribuidora) como comercial (de la comercializadora). Estas características pueden exigirlas tanto los consumidores como lo órganos competentes de la Administración y son las siguientes:

  • Continuidad del suministro.
  • Calidad del producto (en concreto de la onda de tensión, un punto bastante técnico).
  • Calidad en la atención al consumidor, que comprende tanto la comunicación en general como el asesoramiento, la contratación o gestiones varias.

En este último punto es dónde entran en juego las comercializadoras, como HolaLuz.com. Al cumplimiento de nuestro deber como tal, en nuestro caso le sumamos uno de nuestros valores diferenciales más importantes, por no decir el que más. O al menos en él volcamos todo nuestro esfuerzo.

¿Cómo se mide?

Hay dos indicadores principales para medir la continuidad del suministro, cada uno con su rimbombante nombre técnico correspondiente (nadie dijo que fuera fácil):

  • TIEPI (Tiempo de Interrupción Equivalente de la Potencia Instalada en media tensión): son las horas de media de los cortes en el suministro producidos a lo largo de un año.
  • NIEPI (Número de interrupción Equivalente de la Potencia Instalada): es el número de cortes que se producen en un año.

Como veis se trata simplemente del número de cortes por un lado y del tiempo medio que duran por otro.

En cuanto a la calidad de suministro la cosa es un poco menos “simplona”. Deberán seguirse los criterios que establece la norma UNE-EN 5O.160.

Y por último tenemos la medición de la calidad de la atención al cliente, algo que en nuestro caso dejamos que midáis vosotros y que por nuestra parte intentamos mejorar todos los días.

 

 

 

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Google+0Pin on Pinterest0

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Vótalo!

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading...
0
votos

Comentarios

  • Se puede contratar para una empresa y/o particular un término de potencia que en vez de ser fijo pueda ser variable, por ejemplo para determinados periodos o al igual que la tarifa nocturna que se cobre por la potencia máxima consumida durante el periodo de un mes ????

    Mariano Garza
    617 300 410
    Gracias

    • Hola Mariano,

      La tarifa 3.0A funciona de una forma similar a lo que comentas, pero es únicamente para suministros con más de 15 kW de potencia contratada. Se divide en 3 períodos horarios con 3 precios para potencia y 3 para energía consumida, pudiendo escoger la potencia que se necesite en cada periodo incluso por debajo de los 15 kW mientras se tenga este valor como mínimo en uno de ellos. Esta tarifa tiene, además, contadores que cuentan con maxímetro, un dispositivo que mide el dato del mismo nombre, la potencia máxima utilizada en un período determinado, cobrándose sólo el 85% si no se llega al 100% de la contratada para ese periodo.

      El maxímetro también se puede contratar en tarifas inferiores pero sólo en casos determinados como comunidades de vecinos con ascensor y suministros similares en los que se deba garantizar el suministro aunque hayan picos puntuales de potencia superior a la contratada. Si te queda alguna otra duda, aquí nos tienes :)

  • Que se pueda contratar sólo a partir de 15 kW y no con cualquier potencia es un síntoma más de lo corrupto que está el sistema eléctrico, porque ya me dirás qué impide a las eléctricas aplicar este tipo de tarificación a tarifas 2.0.

    No hay ninguna razón para no hacerlo, ni técnica ni de ningún otro tipo, y menos teniendo en cuenta que los contadores, los antiguos analógicos y con más razón los nuevos, saben perfectamente la potencia que se está consumiendo en cualquier momento, como explica muy bien Antonio en su blog:
    http://ahorrarcadadiaconloselectrodomest.blogspot.com.es/2014/04/los-contadores-de-la-luz-pueden-medir.html

    Y como dice, la única razón para que esto no se haga a nivel doméstico, es la caradura, la poca vergüenza y el ansia de sangrar hasta el último céntimo posible que impera en este negocio (salvo honrosas excepciones).

    • Buenos días Ricardo,

      Gracias por el enlace que nos envías, no conocíamos la web y este artículo es realmente interesante. Desconocemos los motivos por los que las distribuidoras y/o el Ministerio establecen estas limitaciones, pero está claro que el sistema en general es bastante mejorable. Por nuestra parte y dentro de nuestras funciones como comercializadora seguiremos intentando aportar nuestro granito de arena para mejorarlo. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.