¿Qué es el Certificado Energético?

De entre todos los documentos relacionados con nuestra vivienda, uno de los que más relevancia ha tomado en los últimos años es el certificado energético (o certificado de eficiencia energética). ¿Sabes exactamente qué es y para qué sirve? ¡Te lo explicamos!

¿Qué es el Certificado Energético?

Por definición, dentro de lo que conocemos por eficiencia energética se incluyen todas aquellas medidas que se basan en conseguir x resultado usando la mínima energía necesaria. En ese sentido, el Certificado Energético o Certificado de Eficiencia Energética de un edificio es un documento que determina su grado de eficiencia energética.

Este documento es un requerimiento de carácter oficial por parte del Ministerio de Industria que por regla general es imprescindible a la hora de vender o alquilar un inmueble.

La persona propietaria de este documento puede encargar su ejecución al técnico/a especialista que elija y en él se recogerán las características energéticas de la vivienda o inmueble. Entre otros datos, la calificación especificada en el Certificado Energético se basará en el consumo de energía del inmueble, así como en las emisiones de CO2 que genera.

¿Cómo se calcula y con qué fin?

El objetivo de un Certificado de Eficiencia Energética es reflejar el consumo anual de energía necesario para satisfacer la demanda energética de un inmueble en condiciones normales de ocupación y funcionamiento. Se tienen en cuenta sistemas como ventilación, iluminación, calefacción y refrigeración o agua caliente.

El proceso de calificación concluye con la emisión del Certificado Energético y con la asignación de un rango energético, dentro de una escala estandarizada. La escala que se usa para la calificación energética es de siete letras, ordenadas de más a menos en función de la eficiencia energética. Es la conocida como etiqueta energética.

¿Qué es la etiqueta energética?

Esta denominación sirve para explicar de forma sencilla dentro de qué parámetros de eficiencia se encuentra un inmueble. Recorre desde la letra A (un inmueble con una alta eficiencia energética) hasta la G (un inmueble con un nivel mínimo de eficiencia energética). Además, la etiqueta también recoge un degradado de color el rango de eficiencia, desde la el verde de la A hasta el rojo de la G.

¿Cuándo no se requiere el Certificado Energético?

En algunos casos no es necesario presentar el Certificado Energético, como por ejemplo en el caso de edificios religiosos y monumentos históricos, así como en edificios usados con fines industriales o agrícolas.

También no es obligatorio presentarlo en aquellas viviendas que no vayan a alquilarse más de 16 semanas anuales. Tampoco para inmuebles que hayan sido demolidos o destruidos, ni que vayan a ser una construcción provisional, así como los pisos menores de 50 metros cuadrados.

¿Es obligatorio? ¿Qué ocurre si no lo tengo?

Desde 2013, la respuesta es sí. Todas las inmobiliarias, vendedores o arrendadores particulares deben presentarla en el momento de la transacción. En cuanto al coste, dado que no está regulado y por tanto no tiene un coste fijo, te recomendamos que si necesitas que te hagan un Certificado Energético, busques y compares entre varios técnicos o empresas especializadas.

No tener el Certificado de Eficiencia Energética en vigor puede ser motivo de multa. De hecho, vender o alquilar una propiedad sin disponer de él supone una multa de entre 300€ y 600€. El etiquetado tiene una vigencia de diez años desde el momento en el que se emite, así que si tu documento sobrepasa ese límite y quieres poner a la venta o alquilar un inmueble, recuerda que deberás hacer uno nuevo.

Y si tienes que pedir un nuevo Certificado Energético pero todavía no has instalado placas solares en casa… El autoconsumo mejorará la calificación energética de tu vivienda de forma instantánea. Quiero instalar placas solares

¿Qué te ha parecido este artículo?

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Cargando…
6 votos
Comentarios Nuevo comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre la Protección de Datos

Responsable:HOLALUZ-CLIDOM, S.A.
Destinatarios:No serán cedidos a terceros ajenos a los servicios prestados.
Finalidad:Envío de información y/o gestión de los servicios.
Legitimación:Ejecución del contrato y/o consentimiento expreso.
Derechos:Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional:Puede consultar la información addicional detallada sobre Protección de Datos en nuestra web.